Hay un sábado de común denominadores

-Llegamos al fin de semana con experiencias-otras. Y nos encontramos en la ¿oposición? de #KIMERAvsKIMERA, una propuesta en la que invitan a hacer emerger la “kimera destructiva PRIVITECHVISTA, fruto de una extraña y peligrosísima mutación entre el tecnoptimismo industrial y el ecoactivismo radical, tratando a la vez de mantener los privilegios que las especies dominantes creen que les corresponden” para abordar conjuntamente las transiciones ecológica, social y productiva que tenemos por delante. A ver si ideas de estas nutren para cortar con El litio en América Latina y México: entre especulación e intereses geopolíticos y el Acoso y maltrato en el lado oscuro de la ciencia.

-Y claro, las desigualdades se hacen más evidentes cuando los cruces son interseccionales. Por eso invitamos a leer las diferentes secciones sobre Las políticas que pusieron en riesgo los derechos digitales en México en 2020 – Internet Feminista y nos permitimos seguir imaginando con la Presentación de MAMI una musea de arte y arqueología que, desde el presente, en el año 3020, conserva obras de la cultura popular feminista del milenio pasado, época en que los entes vivos aún se discriminaban entre sí, no solo entre especies, sino también por razones de género, raza, orientación sexual, corporalidad, entre otras. Pasen a conocer su curaduría en constante actualización. Desde ese futuro utópico hacen historia y nosotres, desde este presente hacemos más historia hacia el pasado a través de estas 18 mujeres extraordinarias y su legado en la historia de la tecnología.

-Tenemos aún varias travesías por delante. Y llegamos a las Encrucijadas de soberanía digital donde se discute a Google y los ecosistemas informativos destinados a imponer un sentido común funcional al neoliberalismo. Parte de ese sentido común nos impone navegaciones llenas de espejitos de colores. De eso y más hablan en La web obesa, el último capítulo del podcast Texto-Plano donde conversan sobre la creciente evolución de la web a sitios pesados y difíciles de cargar (especialmente en teléfonos o PCs antiguos). ¿Por qué ocurrió? ¿Fue siempre así? ¿Fue algo inevitable? ¿Tiene solución? Pues ya que hoy nos hemos dedicado a jugar con la imaginación pensemos cómo sería una web llena de Infraestructuras de Bolsillo… y es que además ¿saben qué? No vamos a pedir permiso, ¡Queremos redes libres! por otras telecomunicaciones posibles entre piratas, felinos e internautas.

¡Buen sábado! Y disfruten las recomendaciones.

@sursiendo

 

Deja una respuesta

4 × uno =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.