Hay un sábado de común denominadores

-En tiempos de tanta conexión es común escuchar[nos] decir que tenemos intoxicación de nuestros dispositivos. Sin embargo las economías de plataformas están de parabienes en este contexto. ¡Si es que las vemos hasta en la almohada! Sueños de celular: las aplicaciones para el teléfono o un reloj que mide pulsaciones, son cada vez más las maneras para «analizar» qué pasa cuando dormimos. ¿Qué es el insomnio tecnológico? También en la vigilia nos encontramos con formas de monetizar nuestros pasos: Reconocimiento facial, una distopía para vender humo que sigue dando de comer a la Inteligencia Artificial: cuál es su alimento y por qué tiene sesgos.

-Una vorágine en la que también obligamos a estar a les más pequeñes: Educación y feudalismo tecnológico en tiempo de coronavirus, una narración en la voz de dos maestros que no sabían en qué lío metían a sus alumnos. Y es que viéndolo de esos modos, podemos afirmar que No sos vos: son los datos. En esta trilogía encontramos reflexiones para pensar en torno al «recurso más valioso», los datos. Tómense un rato para navegar en la parte I, parte II y parte III para reconocer mejor de qué hablamos cuando hablamos de capitalismo de datos.

-Entonces, ¿Cuándo confiar en un programa? Y, para seguir mirando cuál es la perspectiva que más nos acomoda, he aquí estos 5+1 libros gratuitos sobre hackers.

-Frente a estas realidades cada vez más complejas nos invitamos a celebrar los espacios de encuentro En torno al Hacktivismo y la cuestión de la técnica… y también a «reencantar el mundo» junto con El feminismo y la política de los comunes a través de esta conversación con Silvia Federici sobre la producción de los comunes «aquí y ahora».

-Celebraciones que también incluyen mover el cuerpo y ¡mover la creatividad! Jugamos con Los memes como manualidad digital y nos vamos con Musopen plataforma donde puedes descargar música liberada con licencias libres.

@sursiendo

 

Deja una respuesta

catorce − cinco =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.