Hay un sábado de común denominadores

-Para continuar la conversación sobre quién realmente necesita las tecnologías de nueva generación, nos resulta esencial Luchar contra la «doctrina del shock» digital: por una paralización de los planes 5G. De la misma forma también profundizar sobre las Redes P2P: El proyecto inconcluso de una red abierta donde, desde el Colectivo Disidencia nos cuentan de una forma muy amena cómo funciona internet en la actualidad y da pistas sobre cómo podrían imaginarse conexiones diferentes.

-Además de cuestionar los “fierros” preferimos decir No GAFAM (Google, Amazon, Facebook, Apple y Microsoft) y considerar ir más allá al reflexionar Sobre el límite de la inteligencia artificial: para el filósofo Yuk Hui “no existe un único patrón tecnológico universal respecto del cual algunos países y culturas estarían más avanzados o relegados, sino múltiples cosmotécnicas que expresan diferentes modos de sentir y ordenar la experiencia”. Así, también en otros aspectos quedan cada vez más expuestas las Disputas frente al poder corporativo en la nueva normalidad.

-Mientras se cuestionan esos mundos que no queremos seguir reproduciendo, caminamos los que sí. Por eso “nunca encontraremos las soluciones necesarias para construir un mundo nuevo mientras permitamos que nuestros propios temores nos paralicen”. Así es como siguen Libres, dignos, vivos: el poder subversivo de los comunes.

-Y si tejemos en clave de feminismos podremos transitar más allá enlazando, por ejemplo, Ciberfeminismos, subalternidad, domesticidad, trabajo digital, también pensando en la fuerza Descuartizadora de los teknochamanismos de abya yala y mutando hacia una Composición liquen, la vitalidad del cuerpo colectivo donde podremos resonar con temas relacionados con el cuerpo propio y el colectivo, el hackfeminismo, los cuerpos y los afectos para abordar las tensiones que surgen al hablar de los cuidados.

-Y es que sí, querides Sí, hay esperanza. Por eso la filosofía de la liberación y la pedagogía crítica convierten el pesimismo de la inteligencia y el optimismo de la voluntad en esperanza informada, educada y militante. Se trata, en efecto, de desarrollar la pedagogía de la esperanza.

@sursiendo

 

Deja una respuesta

cuatro × 4 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.