Hay un sábado de común denominadores

-Iniciamos este sábado rescatando «Internet puede inspirar una nueva política a la altura de la complejidad de nuestro mundo». Claro que sí! Aunque para que esto sea posible, queremos habitarlo críticamente. Por eso nos asomamos a [algunas de] las afectaciones que se derivan de ella: Economía de plataformas y precariedad laboral y La obsolescencia programada provoca 48 millones de toneladas de CO2 al año. Y tenemos en cuenta que Nuestro nuevo campo de batalla son los sistemas de cifrado.

-Políticas y prácticas que impliquen apertura, compartición, reciprocidad. Sobre algunas de estas aristas nos cuenta Scannopolis en El alcance del Acceso Abierto en #Open Glam (Galerías, Bibliotecas, Archivos y Museos, por sus siglas en inglés); y también echar a andar pasos iniciales para poner voces en primera persona en las plataformas [aunque se empiece por las privativas] como sucede con La lucha de la chola feminista boliviana está ahora en internet.

-¿Por qué insistimos en revisar dónde transitamos en la Red? Como se menciona en Los secretos de nuestra big data, «Lo cierto es que nuestra identidad en la era de la big data es una convivencia de bases de datos en manos de muchas personas, empresas y responsables (a veces poco responsables)… se trata del capitalismo del like, la religión de nuestra época, en la que nos creemos libres mientras concedemos poder en forma de meta y microdatos». Así como hay otros conjuntos de datos que además nos dan información valiosa [que generalmente es complicado revisar de otro modo]: Esta inteligencia artificial lee las políticas de privacidad por ti y señala las posibles amenazas.

-Nos queremos despedir con un poco de lo que pasó tras el #34Encuentro Argentino de Mujeres realizado en La Plata donde nos encontramos con muchas experiencias allí vividas. Una de ellas nos cuenta sobre Acoso, censura y activismo cibernético: la mirada 2.0 de un flamante taller del Encuentro. Además un gran artículo que nos invita a reflexionar: Feministas cuestionamos el sistema punitivista dentro y fuera de internet «Tenemos el desafío de afirmar nuestra verdad en nuestros propios términos, verbales y tecnológicos. Debemos idear los límites que nos defiendan de los agresores […] involucra […] organización política muy grande, que va mucho más allá que la denuncia». Así es como esperamos que las colectividades se [re]creen desde la construcción compartida: Acuerdos de convivencia para formaciones seguras «La perspectiva feminista también se puede (¡y debe!) aplicar a las metodologías de formación».

@sursiendo

 

Deja un comentario

cinco − dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.