Hay un sábado de común denominadores

-¡ Ya empezamos octubre 0_o ! El año sigue avanzando y nuestras reflexiones también. Ya muy cerquita de celebrar a la primera desarrolladora de la historia nos encontramos con Las Ada Lovelace de América Latina: «Los estereotipos estaban más vivos que nunca en una época donde la mujer recién se incorporaba al mercado laboral. En libros de aquellos años comparaban la programación con coser o cocinar (…) Como vemos, no es un problema genético de las mujeres o que las neuronas masculinas estén mejor preparadas para desarrollar software. Es un problema social de asignación de roles». Si seguimos mirando en aquellas narrativas ‘dadas’ para deconstruirlas, nos invitamos a mirar detalladamente aquello de que Público NO es común.

-Así es también como a pasos agigantados «La Internet de la creación desapareció. Ahora tenemos la de la vigilancia y el control». Y sin embargo, en ese océano de voces en internet aún «hay ejemplos de resistencia a ese flujo de dinero que busca desde lo económico torcer esa responsabilidad de los medios al trabajar con el derecho a la información de la sociedad»: El periodismo en tiempos de cierres, agandalles y fracasos.

-Vemos que “No siempre el tema es tecnología”, tanto que la ingeniería social continúa siendo uno de nuestros puntos flaquitos en la seguridad digital: técnicas utilizadas por los ciberdelincuentes y cómo protegerse. Y si miramos hacia nuestros colectivos, ¿Cómo proteger tu organización de la filtración de información? Lo cierto es que nos rodean muchas formas y formatos. Para mantener nuestras voces y navegación resguardadas exploramos Cómo crear un dominio .onion en 4 sencillos pasos.

-Empezamos y terminamos este sábado con muchas ganas de reflexionar así es que pasamos a mirar el fanzine Think South del Grupo de trabajo sobre nuevas cuestiones digitales en el hemisferio sur [EDIGS por sus siglas en inglés]: «En esta publicación trazamos nuestras propias características y elevamos las voces de nuestra comunidad global, explorando Asia, África y América Latina, mientras interrogamos los desequilibrios de poder que afectan desproporcionadamente al Sur Global». Y de la voz de Morozov nos preguntamos qué ser[í]a aquello del ¿Socialismo digital?

Bola extra! La tasa de explotación: El caso del iPhone.

@sursiendo

 

Deja un comentario

doce − uno =