Hay un sábado de común denominadores

-Queremos compartirles algunas de las notitas que nos han rondado los canales, la cabeza y las discusiones durante esta semana, apuntando a convidarles de las reflexiones del mundo de la tecnología y sus asegunes para nuestras vidas en digital. Les invitamos este sábado a imaginar un mundo no regulado por el mercado, en donde cuestionemos la relación de la Comunalidad y Capital [pdf], y sí este mundo no proviene del mercado, su presencia tiene que tener otra explicación, podremos descifrarla y buscar alternativas, como nos propone la ciberactivista Spideralex en este texto que rescatamos de 2013: Hacia un mercado social tecnológico, en donde poder organizarnos colectivamente, para obtener nuestros servicios de la misma manera que lo hacemos para comprar fruta o verduras en los mercados cercanos.

-Mientras piensan en sus compras del mercado local de fin de semana, también marquen en su lista de necesidades alguno de los cursos de la Fundación de los Comunes y Hablemos de Software libre con Flor de Altermundi, para conocer esos pasos adelante que están sucediendo en las propuestas comunitarias, tales como Telefonía indígena – En defensa del derecho a la comunicación comunitaria.

-Para seguir agitando el imaginario que nos lleve a cambiar esas relaciones basadas en el orden del capital actual, encontramos [en el podcast El problema con las mujeres] que se estima que el número de candidatas en las empresas de tecnología del Valle del Silicio para puestos técnicos de #InteligenciaArtificial y de ciencias de la información es inferior al 15% de mujeres, por ello hay que seguir buscando horizontes de igualdad con iniciativas, como las que comienzan a trazarse en la Guía práctica para la igualdad de género  y ampliando las Metodologías del ciberfeminismo en América Latina y el Caribe, como éstas acciones e iniciativas ciberfeministas que ya se están poniendo en práctica. Dejando lugar para la responsabilidad ética y afectiva que nos proponen en la Guía de Seguridad Digital para Feministas Autogestivas.

-El sueño de las plataformas por controlar y unificar los mercados y la realidad a su favor no cesa, lo podemos ver actuando claramente cuando, las empresas deciden cómo usaremos sus servicios y lo que pondrán en ellas, de manera arbitraria y en detrimento del bien común; es como Cuando el jefe se tomó el buque. El algoritmo toma el control [libro en .pdf] o cuando Google decide el futuro de los aprendizajes de las sociedades desde la propuesta de Google Classroom, escuela y pedagogía unidimensional, que destierra de nuestro horizonte comprensivo toda racionalidad ajena al statu quo, impidiendo un aprendizaje atento a la construcción de un pensamiento y una acción transformadoras.

Bola Extra: Por si aún no te has conseguido el libro ‘Vigilancia permanente’ de Edward Snowden, te dejamos seis razones por las que deberías leerlo.

@sursiendo

Deja un comentario

17 − 6 =