Hay un sábado de común denominadores

Hoy traemos una recopilación cargada de llamativas notas e interesantes reflexiones, para ir viendo por dónde van las cosas y qué podemos hacer.

-Comenzamos por las grandes corporaciones tecnológicas. Así me infiltré en Amazon y Uber y sufrí su pesadilla laboral: «Te tratan como escoria», entrevista con el periodista y escritor británico James Bloodworth, que trabajó infiltrado en Amazon y Uber para conocer la precariedad laboral de estas multinacionales. Según el reporte de diversidad, La mayoría de empleados en Google son hombres caucásicos. Y conocimos que hay ‘Rebelión’ en Facebook: Accionistas condenan la «falta de democracia» y la «dictadura» de Zuckerberg.

Entró en vigor la revocación de la neutralidad de la red en Estados Unidos, algo muy grave que veremos qué conlleva, más allá del Fin a la internet igualitaria: EE UU aplica la abolición de la neutralidad en la red.

Las fake news no solo difunden mentiras, también miedo, “Desinformación”, “Engaño” o “manipulación” son las palabras que componen la definición de Fake News, sin embargo deja de lado un factor importante que opera en este tipo de noticias: el miedo. En Guatemala, Ejército pide 70 millones para la guerra de cuarta y quinta generación, que serían usados para un departamento llamado «Centro Nacional de Ciberdefensa», y en Nicaragua Manifestantes y periodistas nicaragüenses enfrentan violentos ataques en las calles y en línea.

-Pero las multitudes conectadas, el trabajo colaborativo y la lucha tecnopolítica también gana grandes batallas. Por ejemplo: #AbortoLegal: del posperiodismo al mediactivismo en Argentina, por Mariana Fossatti, donde vimos «que las herramientas de información y comunicación que realmente empoderan son aquellas creaciones colectivas eficazmente articuladas con los debates políticos y las movilizaciones en las calles».

-Entramos en La era de la perplejidad: repensar el mundo que conocíamos (libro sobre los cambios tecnológicos, para descarga); vamos aprendiendo y aportando De los usos disruptivos a la infraestructura feminista autónoma; también la criptografía para lobas (parte 1). Y nos gustó mucho Cuando seamos hackers, por @arenitasoria, «La gran resistencia hacker no será fabricar tecnologías propias únicamente, sino enseñar a otros y otras a hacerlo; compartiendo y fomentando habilidades técnicas y su manera de entender y hacer la tecnología. Desde hoy, podríamos comenzar con una educación tecnológica en la infancia, vinculada con el aprendizaje de programación y no limitada al uso de una herramienta».

Bola extra: Sobre el origen de los memes de Internet y su difusión por las comunidades y redes sociales.

@sursiendo

 

Deja una respuesta

ocho − dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.