Hay un sábado de común denominadores

-Nos siguen sorprendiendo las formas en que pueden usar nuestros datos, esos que vamos dejando por la red. El caso de Cambridge Analytica nos muestra una cara más de esta explotación y mercantilización. La sombra de Cambridge Analytica en México nos lleva a alertarnos y pensar en cómo habitar el internet. Vamos generando datos que son utilizados por empresas y gobiernos, que sirven a los poderes incluso para influir en opiniones y elecciones. Un video de Privacy International aborda la pregunta ¿Qué es la explotación de datos? para empezar a crear vías de mayor control sobre los datos que generamos. Hay muchas cosas que no podemos hacer pero otras pequeñas que sí, como un data detox. O esta receta para la tarea deliberadamente complicada de cambiar tu setting de Facebook para descactivar compartir información en plataformas. Desde luego, son sólo unas entre muchas formas de intentar tener un poco más de control de nuestra información en la red. Sin embargo, sabemos que esto no es fácil y vemos que el interés sobre estos datos va creciendo.

-También se sofistican los medios para controlar la información. Hay aún serios limitantes en la comunicación: vemos que once familias controlan las noticias que recibe la mayoría de los mexicanos. Pero ahora con la popularización del internet es posible compartir información de manera más amplia y la práctica de informar adquiere nuevos valores y perspectivas, y nos encontramos con los periodistas en la Era Digital: innovación, desafíos y nuevas narrativas. La emergencia de nuevos medios digitales nos plantean otras formas de comunicar, nuevas narrativas más inclusivas, en formatos más creativos y principalmente con un mayor componente de compromiso social y político.

-Aunque sabemos que compartir información puede ser un riesgo. Pues ser periodista en México, sentencia de muerte a quien no siga las pautas de control de la comunicación establecida. Además existe el desafío de ser mujer y periodista en América Latina. Todas estas historias nos hacen pensar en profundidad sobre los retos de la comunicación y la información en la era digital donde periodistas y activistas han estado en la mira. Han estado bajo vigilancia digital y física. ¿Será que urgen reglas básicas para el ciberespacio? Sabiendo de dónde vienen estas regulaciones y cómo los términos son utilizados para beneficio de los mismos de siempre. Quizás pensar otras formas de abrir la red, de apropiarnos, de utilizar las herramientas, de controlar nuestra información y uso de internet ahí donde podamos.

-Pensando desde cosas pequeñas quizás como las formas de compartir información. Siendo wikipedia probablemente el ejemplo más conocido donde la red y la información se crea entre quienes la habitamos. Aquí algunas recomendaciones y buenas prácticas para editar Wikipedia. Sin olvidar que también en estos espacios de información abierta y compartida se asoma el patriarcado, la wikipedia tiene una brecha de género importante, por eso dejamos también 3 formas en las que las instituciones culturales pueden hacer más visibles a las mujeres en Internet. Así como aportaciones desde el Ciberfeminismo, ¿tras el clítoris de la red? que hace “un reconocimiento a las mujeres que han sido protagonistas en el desarrollo de las tecnologías informáticas con la esperanza de consolidar espacios digitales en los cuales identidad y políticas sexuales se puedan abordar sin estigmas”. Esperando desde miradas y narrativas disidentes poder construir entre todxs una red que no sea para el beneficio de unxs pocos, ni para la explotación, discriminación y mercantilización.

@sursiendo

 

Deja un comentario

4 × tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.