Hay un sábado de común denominadores

-Una vez más decidimos empezar este resumen semanal con información sobre los sismos en el país. Pero esta vez para hablar de Solidaridad, creatividad y tecnología: Las tres claves de las iniciativas ciudadanas para levantar a México. Las pérdidas fueron muchas y pasados los días iniciales el trabajo para la reconstrucción es y seguirá siendo enorme. De iguales proporciones ha sido la manipulación mediática y de fondos por parte de gobierno y corporaciones. Así que si quieres donar, dónde lo hagas sí importa. Si quieres contribuir puedes hacerlo al Fondo de apoyo autónomo [su versión en inglés puede leerse aquí] y también seguir las iniciativas ciudadanas para mapear la situación a través de http://www.verificado19s.org/ y la recientemente lanzada https://brigadainfochiapas.wordpress.com/.

-En estos días nos encontramos con que Murió el primer pirata, adiós a Horacio Potel un filósofo que en aquellos primeros años de internet supo ver la potencia de esta herramienta y, con sus acciones, hizo una declaración radical en favor del conocimiento abierto poniendo a disposición textos de diversos autores: “A raíz de eso, sufrió un juicio por parte de editoriales francesas (…) pero Horacio permaneció imperturbable: no quitó su página de la web, y siguió subiendo más textos”. Esta postura ética se posiciona del otro lado de quienes usan los contenidos que se generan en la red para lucrarse. Un debate abierto en Un ensayo sobre la precariedad de los creadores en la Red que se complementa [¿y contrapone?] con el libro Made with Creative Commons: una investigación sobre modelos de producción cultural abiertos.

-Muchos hilos se tejerán al visitar la muestra de El ‘abuelo cebolleta’ que conserva varias toneladas de ordenadores históricos que permiten trazar la historia de los ordenadores personales y la difusión de internet en España. Y, mientras unos guardan, otros solo piensan en tirar. Así es como HP, Epson, Canon y Brother se enfrentan a la ley francesa contra la obsolescencia programada.

-Otras historias de la Red se contarán a través de miradas feministas en el #FemHackCA2017 sobre el que podremos profundizar revisando el blog de sus anfitrionas: EnREDadas Nicaragua. Un punto más de la mano de las Reflexiones de un hombre en un encuentro [ciber]feminista, ya que, sean espacios mixtos o no, siempre “necesitamos del feminismo como hoja de ruta para encontrarnos y crear en un gran conjunto el espacio que queremos habitar”.

-Al hablar de un espacio tan complejo como internet es indispensable tener en cuenta la [relativamente nueva] tendencia del “Big Data”, el nuevo riesgo a la privacidad. Y es que lo que hacemos en lo digital es cada vez más público, nos demos cuenta o no. Entonces cabe preguntarse: ¿Monitorear redes sociales es vigilancia ilegal? El qué, el cómo y el para qué. En primeras es urgente entender que “La vigilancia viola la intimidad en sí misma. No hace falta que esa información sea usada luego para perjudicarnos. Con el big data, la recopilación y análisis cruzado de grandes cantidades de datos, la cuestión cambia. Información que antes parecía inocua (tus twits públicos, las ubicaciones de tu celular, etc.) puede ser peligrosa cuando se cruza con otra información sobre tu persona, tus bienes, tus relaciones y tus comunicaciones”.

-¿Qué si de verdad están usando esa información o es solo paranoia de unas pocas personas? Pues he aquí 4 casos que muestran cómo tu actividad en Facebook puede llevarte a la cárcel e independientemente de que no estemos muy de acuerdo con los ‘consejos’ que da esta nota, lo cierto es que lo que publicamos no nos pertenece y esas plataformas comerciales “establecen términos de uso lo suficientemente ambiguos como para dar de baja los contenido que consideren en infracción con esas normas internas y privadas” como sucedió con la Suspensión de la cuenta de María Riot: Un caso de censura en Facebook. Y claro, a las imposiciones ilegítimas tenemos que sumarle las censuras legales como acaba de suceder con Honduras: el Nuevo Código Penal amenaza directa a la libertad de expresión.

@sursiendo

 

Deja un comentario

5 + siete =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.