Hay un sábado de común denominadores

-Hay historias y compartires que no pasan de moda. Así queremos iniciar el sábado de hoy, compartiendo 4 tradiciones comuneras que fortalecerán tu comunidad “seguramente con mejor resultado que un «team building»”. También sobre aquellas personas sin las cuales esos compartires serían (mucho) más complicados: esta es la historia del Colectivo para la Autogestión de las Tecnologías de la Interpretación (COATI), quienes hicieron posible La interpretación de los movimientos. Mientras, miramos con recelo a aquellos otros grupos que pretenden perpetuar (y aumentar) las (ya suficientemente grandes) inequidades: desde el artículo Econo-ciborg nos plantean una forma como con las “criaturas ciborgs” se “generarán nuevas formas de desigualdad y brechas más grandes”.

-Adentrarnos en los mundos de las tecnologías es más que mirar El estado de las redes sociales, sobre todo si inclusive desde el propio lenguaje generalizamos e invisibilizamos otras propuestas. Así que a lo anterior le agregamos un asterisco para contar que ya ha sido Publicada la versión 0.7.0.0 de Diáspora, una red social descentralizada en la disfrutamos mucho estar. A propósito de ir a las profundidades, he aquí varias un respositorio visual de recursos realizados con código abierto para investigar y además una breve (¡y muy útil!) reflexión práctica sobre ¿cómo entrar a la Deep Web y para qué sirve?

-Es que, como en muchos otros temas, es  cuestión del cristal con que se mire. En específico en este caso, ¿Qué significa hacer periodismo feminista?: “La perspectiva de género no es un tema, sino una visión, y este es uno de los grandes problemas a los que se enfrenta el periodismo feminista cuando a menudo es tratado como una categoría y no como una perspectiva transversal que debería impregnar a todo el proyecto”. Esos mismos feminismos son los que nos atraviesan al decir Queda todo: “queda reconstruir un espacio donde el miedo, la impotencia, sean potencializadores, sean ese impulso para cambiar las cosas, sean eso que nos permite no confiarnos y estar alertas, pero que al mismo tiempo algo que movilice y crea”.

-Sujetas de nuestra(s) propia(s) historia(s) también reclamamos Que se callen las musas: por qué el feminismo debe oponerse al copyright… Eso, ¡que se callen las musas y vengan los remixes y las obras derivadas! Esta vez a través del paper “Copiar, transformar, combinar: explorando la remezcla como forma de innovación” y las obras de 200 artistas que ilustran a García Lorca para celebrar su paso a Dominio Público (imágenes que acompañan este post).

Una bola extra que viene muy a cuento nos llega a través del programa de Metrópilis “El niño de las pinturas”, uno de los creadores más originales del arte urbano que, partiendo del grafiti se asocia con el dibujo clásico, la pintura y la poesía, se inspira en el cómic, la animación y la caligrafía árabe para lograr sus obras.

@sursiendo

 

Deja un comentario

veinte − 12 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.