10 años de FLISoL

Retazos Esporádicos

Compartimos un texto que escribió @Anamhoo para el nro 115 de la revista Chido BUAP, de la Universidad de Puebla. Desde @Sursiendo quisimos darle presencia en la web y compartirlo.

flisol-10mo-aniversario

Dice un sociólogo que cada día  se libran pequeñas batallas contra el intento que hace el capital por dominar todos los aspectos de nuestras vidas. Sin embargo muchas de estas batallas pasan casi  completamente desapercibidas construyendo en el imaginario colectivo la  impresión de que no hay nada por hacer, es por esto que  cuando ganamos una batalla hace falta difundirla y celebrarla.

El 2 de abril de 2005, 13 países y un total de 107 ciudades se unieron para dar inicio al Festival Latinoamericano de Instalación de Software Libre (FLISoL), que desde 2008 se realiza el 4to Sábado de abril y este año tendrá su ¡décimo aniversario!

El principal objetivo del Festival es promover el uso del software libre, dando a conocer a los asistentes su filosofía, alcances, avances y desarrollo, el FLISoL es organizado por una diversidad muy grande de personas que conforman la Comunidad de Software Libre en Latinoamérica. Cabe mencionar que el movimiento del software libre inició en la década de los 70’s y defiende la libertad como principio de la humanidad, en el caso del software para que este principio filosófico se cumpla es necesario que cualquier usuario tenga la libertad usarlo, compartirlo y modificarlo con cualquier fin; para los activistas del software libre ocultar el conocimiento es una actitud antisocial y al impedir que un programa sea modificado se coarta la libertad de expresión.

En el FLISoL los activistas del software libre han encontrado un mecanismo para invitar a otras personas a sumarse a este movimiento, las actividades pueden variar en cada sede, pero en todas se hacen instalaciones de diferentes distribuciones como Ubuntu o Debian.

El FLISoL no tiene fines de lucro y las actividades son gratuitas, esta comunidad amante de la libertad las respalda compartiendo su conocimiento y trabajo con las personas que asisten.

Tal vez el compartir pareciera algo muy natural y bueno entre los seres humanos, sin embargo no a todos les gusta porque hay intereses económicos detrás, en especial dos poderosas compañías se ha opuesto el movimiento del software libre: Microsoft Windows y Apple. El que un festival nacido desde el compartir de una comunidad celebre 10 años de existencia teniendo como adversarios a estas dos compañías que cuentan con miles de millones de dólares es ya una gran victoria, sin embargo la pequeña batalla que quiero narrar es otra y se da en el contexto del FLISoL 2014 en México.

Microsoft Windows es una compañía que busca tener el monopolio del software y para ello ha adoptado muchas estrategias, desde firmar contratos con productores de computadoras para que estas sean vendidas exclusivamente con su software, hasta hacer donaciones de equipos de cómputo que vuelven a las poblaciones dependientes de sus programas, sin embargo el movimiento del software libre ha encontrado la manera de combatir estas estrategias y cada día suma más usuarios y activistas a su comunidad.

Una de las últimas estrategias que ha adoptado Microsoft Windows ha sido crear una nueva imagen en la que la compañía aprueba una variante del software libre que se conoce como código abierto, esta variante no nace del aspecto filosófico de la libertad, sino de un aspecto técnico en relación a las ventajas en el mercado de aprovechar el trabajo comunitario al dar acceso al código fuente de los programas. La campaña publicitaria de esta compañía incluye un sitio web Microsoft Openness, la creación de la licencia Microsoft Public License (Ms-PL) y permitir que dentro de algunas versiones de Windows se pueda instalar «legalmente» software de código abierto.

En el mes de marzo se hizo público que Microsoft Windows en México quería abrir una sede del FLISol y aunque esto por más que suene tan absurdo como si el Guasón el pidiera a Batman hacer un espacio en la Baticueva para abrir un centro de operaciones, causó una gran conmoción porque aunque lo más obvio era decirle ¡NOOOO! el tomar la decisión ponía a prueba los valores que sostienen la comunidad del FLISoL, la libertad y el compartir. Para los organizadores el FLISol es un espacio abierto en el que solo hay un objetivo: promover el software libre, y cualquier persona o empresa pueden participar, nunca se esperaron que Windows quisiera abrir una sede.

Claudio Morales, promotor de la sede de Windows expuso en la lista pública del FLISol que:

[Microsoft busca] mostrar cómo mejorar la  experiencia del uso de software libre con los que usen software de Microsoft. Adicionalmente mostrará Microsoft las alternativas de cómputo en la nube para trabajar con software libre, el resto de conferencias se tratan del uso de software libre por exponentes del mundo del software libre. (sic)

Durante unos tres días se libró en las redes una pequeña batalla en el que la propia comunidad se dividía. En las redes sociales se dieron discusiones sobre el por qué negarle a Windows ser sede o participante del FLISol y en las redes internas se discutió a veces, con palabras fuertes, el intento de esta compañía por apoderarse del trabajo que la comunidad había sostenido por tantos años, por ejemplo el correo de Jacobo Nájera que él mismo hizo público, en el que señala ofensivas recientes de Microsoft contra el Software Libre y su uso en México, como la forma en que al interior de CONACULTA desarticularon el uso de Software libre, con el servicio Azure, cuando se ocupaba exclusivamente software libre para el Festival Internacional Cervantino.

Finalmente el 11 de marzo de 2014 la coordinación del FLISoL sacó un comunicado:

La coordinación nacional de México, así como la coordinación internacional del FLISoL (Festival Latinoamericano de Instalación de Software Libre), dados los acontecimientos suscitados en días pasados sobre la realización de una sede en Microsoft (en sus instalaciones en la ciudad de México), proclamamos nuestro NO reconocimiento oficial de ésta.

Dentro de los argumentos expresados hay dos que considero fundamentales:

  1. Microsot intentará apoyar al Open Source, pero jamás hará lo mismo con el Software Libre;
  2. Estamos a favor de que se realicen FLISoLs, con esto no estamos coartando a Claudio Morales el poder coordinar una sede, simplemente en esta ocasión no podemos apoyarlo, dado que no se demuestran las bases necesarias para la realización de un FLISoL, como el difundir y apoyar a los usuarios a conocer Software Libre como una alternativa más que viable frente a software privativo, dándoles a conocer las bondades que el software libre tiene y, sobre todo, el respeto hacia la privacidad y libertad del mismo usuario. Consideramos más una táctica mercadotécnica de este compañía para ampliar su mercado y esto no es apoyo comunitario.

Esta pequeña victoria de una comunidad que logró con principios éticos defender lo que es de todos merece ser contada. Si quieres participar en el FLISol 2014 puedes encontrar toda la información para México aquí y otras sedes en Latinoamérica aquí.

 

Deja un comentario

4 × cinco =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.