Hay un sábado de común denominadores

sábado común denominadores
8 mayo, 2021
Sursiendo

-La internet que usamos a diario es moldeada solo por algunos personajos. Entonces, ¿Quién decide nuestro futuro digital? o más bien ¿Cuál futuro digital?: «la digitalización se ha introducido como un nuevo elemento estructurante de la economía y la sociedad (…) el problema es cómo cambiar el modelo concentrado de la economía digital». Si lo acotamos aún más en el contexto de la pandemia, Internet adquirió una relevancia sin precedentes, aún cuando si miramos de cerca, el espacio digital es una imposibilidad para más de 30 millones de personas que no tienen acceso a las TIC en México. Conoce más en #Distorsión.

-Si cruzamos fronteras podremos seguir Comprendiendo los efectos de la identificación digital en la vida cotidiana a través de sus efectos en comunidades mayormente marginadas de Bangladesh, Etiopía, Nigeria, Zimbabue y Tailandia. O regresar por aquí y plantear que En las iniciativas para regular Internet, ¿dónde quedan las mujeres?

-Cuando quitamos el ojo de las legislaciones (existentes o inexistentes) también nos encontramos con que No nos vamos, nos echan: «se han normalizado los insultos, las amenazas y el acoso a las mujeres que hacemos política, comunicadoras o las mujeres con poder para generar opinión pública». ¿O contra las mujeres a secas? En el nuevo episodio de #HijasdeInternet dialogan sobre chidasenlinea.org, un proyecto feminista que busca documentar el impacto de la violencia digital en las adolescentes mexicanas.

-Frente a este panorama, ¿dónde encontramos inspiración? Hay quienes cuentan sobre La revolución que empieza en los pueblos porque «muchas de las herramientas de los nuevos movimientos sociales tienen su origen en el mundo rural». Hay quien también decide cuestionar el tiempo del sistema económico patriarcal a través de un proyecto experimental como Momentánea que pone «en debate la intersección entre tecnologías, justicia climática y medioambiental, con relación a la defensa del territorio cuerpo-tierra». Y hay quienes se posicionan En defensa de los lugares comunes porque privatizar las ideas comunes puede afectar otras prácticas de compartición de lo creado colectivamente.

-Nos vamos despidiendo con Acompañar una transformación que «No se trata de implementar una técnica o una metodología. No se trata de impartir formaciones en determinadas habilidades o competencias. Se trata de excavar en el sentido de las cosas, en por qué hacemos lo que hacemos, para qué lo hacemos, y qué queremos hacer.»

Bola extra: La genial campaña de Signal en Facebook mediante la cual, el cliente de mensajería demostró “la auténtica normalización del espionaje sin límites sobre los usuarios, expuesta de una manera completamente convincente”. ¿El objetivo? Dejar de usar Whatsapp :)

@sursiendo