Crónica de una jornada muy libre

derechos digitales colectivos
28 mayo, 2013
Sursiendo

Retazos esporádicos

1-flisol2013-chiapasEl sábado pasado, día 25, tuvimos la oportunidad y el gusto de conocer a diversas personas interesadas en el software libre y la cultura libre, platicar y compartir puntos de vistas y experiencias. Fue una buena reunión en el Espacio Cultural El Paliacate, en San Cristóbal de Las Casas. La excusa: celebrar el capítulo Chiapas del Festival Latinoamericano de Instalación de Software Libre (FLISoL).

No queríamos dejar pasar la oportunidad, y aunque fuese un mes después de la fecha “oficial”, pensamos que necesitábamos buscarnos y celebrarlo en Chiapas. El FLISoL es el evento de difusión de Software Libre más grande en Latinoamérica, se viene realizando “desde el año 2005 y desde el 2008 se adoptó su realización el 4to sábado de abril de cada año. Su principal objetivo es promover el uso del software libre, dando a conocer al público en general su filosofía, alcances, avances y desarrollo”. Entonces, los grupos de las distintas localidades organizan simultáneamente eventos en los que se instala, de manera gratuita y totalmente legal, software libre, y se suelen ofrecer charlas, ponencias y talleres, sobre temáticas locales, nacionales y latinoamericanas en torno al Software Libre, en toda su gama de expresiones: artística, académica, empresarial y social.

Así, en El Paliacate (que es un espacio que funciona un poco como hardware libre, por la apertura e interés social de las personas que lo gestionan) finalmente nos juntamos 25 personas de distintas partes del Estado (Tapachula, Ocosingo, Tuxtla, Huixtla y San Cristóbal de Las Casas) e internacionales, con ganas de escucharnos, aprender y compartir.

Comenzamos con una charla de Jesús Gil sobre filosofía libre, donde se trataron temas como el de las prácticas de los usuarios beneficiosas para los poderes hegemónicos o de peligros graves de pérdida de libertades o autonomía personal en el mundo de las redes. El debate fue muy rico, abarcando en las intervenciones sus experiencias personales en el mundo de las computadoras e Internet, pero también opinando sobre en qué mundo vivimos y cómo lo abordamos. Sobrevoló por el evento la idea de que la dinámica social habitual es dejarse llevar por la inercia y no cambiar, no probar e interesarse por nuevas herramientas y lanzarse a crear. Pero se vio necesario seguir compartiendo y difundiendo esta filosofía libre, para extender esas formas de relacionarse más humanas y así afrontar mejor lo que llegue.

Entre los asistentes, curiosamente no sólo había informáticos o ingenieros en la sala: también comunicadores y gente de la cultura, incluso un médico, que se encargaba de las instalaciones o migraciones a los sistemas operativos libres, y varios jóvenes ingenieros agroforestales.

Seguidamente, la_jes de Sursiendo, ofreció una charla sobre cultura libre, con las provocadoras consignas de “seamos antimodernos” o “matar al/la autora”, haciendo un repaso a los distintos aspectos de la autoría, la transmisión de cultura, el poder de las industrias culturales y la alternativa de las licencias libres. Enseguida se trató el tema de las patentes o las descargas entre los participantes, se habló de medicinas, de música, de la educación y de las instituciones públicas, entre otras reflexiones.

Salió a relucir la trampa de la propiedad intelectual y la privatización de las ideas, cuando se las reduce a un bien escaso, aunque realmente al distribuirlas se multiplican. Esta trampa es la que fuerza la criminalización del compartir bienes culturales (como en las redes p2p), sin embargo en el mundo digital actual el coste de producción se reduce a casi cero. ¿Puede ser propiedad privada una idea? Recordemos que la palabra ‘privada’ viene de privar, de dejar fuera.

2-flisol2013-chiapasVino el momento de las instalaciones, donde cada quien colaboraba y apoyaba a personas que se acercaron interesadas en cambiar para un manejo de su computadora desde el software libre. Estaba presente linux en las distribuciones Suse, Ubuntu y Linux Mint, que se mostraron, se probaron y se instalaron algunas.

Y finalmente, la guinda del pastel del evento fue la plática de Leo Yamasaki, profesor de la UNACH, sobre robótica, donde conocimos por dónde va el desarrollo de robots, pero también sobre arduino (y hardware libre en general), sobre el lenguaje de programación ruby, sobre mecánica cuántica, dinosaurios o agujeros negros.

De forma didáctica el profe fue mostrando pequeños objetos mecanizados, algunas partes que está trabajando y el material con que se hacen. Y por supuesto, habló de programación, donde lo importante es el código sencillo que de forma creativa de libertad al programador y sirva para pasar el trabajo de mano en mano para poder mejorarlo y adaptarlo a cada contextos. Aquí dejamos un manual de programación que nos compartió que «esta fácil y enseña de pasito a pasito».

La conclusión es que este FLiSOL2013 es un paso más para enredarnos, conectarnos y compartir más momentos, ideas y quién sabe si proyectos. Todo parece indicar que sí.

 

@SurSiendo