Examinar etiqueta: tecnoafectividad

Hay un sábado de común denominadores

– Se está acercando el final del año [¡¿que qué?!] y esperamos que ya estemos pensando en descansar un poco física, emocional y digitalmente de un tiempo ¡intenso! Por eso ya Es hora de una desintoxicación digital (y sabes que la necesitas). Hay quien, además, nos cuenta cómo se siente Mi vida dentro de una jaula de Faraday o plantea una reflexión personal acerca de lo mucho que ha cambiado el panorama informático en la última década, especialmente en relación con Linux en Aquellos (no tan) maravillosos años. Seguir leyendo

Escrituras hackfeministas para otras tecnologías

¿Recuerdan el Encuentro hackfeminista “Tecnología y afectos ¿Cómo bosquejar políticas de la [co]responsabilidad”, realizado en Chiapas, México en julio de 2019? Tras un largo recorrido y mucha ilusión, este año presentamos dos publicaciones resultado de aquellos recortes de 3 días vividos desde el hackfeminismo en el sureste mexicano…

La presentación de las publicaciones estuvo organizada por el Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir, desde donde nos convocamos a conversar sobre los textos y rememorar tanto el encuentro como las motivaciones que nos llevaron a él:

 

Seguir leyendo

Hay un sábado de común denominadores

-Para continuar la conversación sobre quién realmente necesita las tecnologías de nueva generación, nos resulta esencial Luchar contra la «doctrina del shock» digital: por una paralización de los planes 5G. De la misma forma también profundizar sobre las Redes P2P: El proyecto inconcluso de una red abierta donde, desde el Colectivo Disidencia nos cuentan de una forma muy amena cómo funciona internet en la actualidad y da pistas sobre cómo podrían imaginarse conexiones diferentes.

-Además de cuestionar los “fierros” preferimos decir No GAFAM (Google, Amazon, Facebook, Apple y Microsoft) y considerar ir más allá al reflexionar Sobre el límite de la inteligencia artificial: para el filósofo Yuk Hui “no existe un único patrón tecnológico universal respecto del cual algunos países y culturas estarían más avanzados o relegados, sino múltiples cosmotécnicas que expresan diferentes modos de sentir y ordenar la experiencia”. Así, también en otros aspectos quedan cada vez más expuestas las Disputas frente al poder corporativo en la nueva normalidad. Seguir leyendo

Hay un sábado de común denominadores

-En estos tiempos ¿inimaginables? surgen reflexiones como las que se cuentan en La supervivencia del más rico, Los ricos están conspirando para dejarnos atrás… aunque «afortunadamente, aquellos que no contamos con los fondos para considerar despojarnos de nuestra propia humanidad tenemos mejores opciones a nuestro alcance. No tenemos por qué usar la tecnología de una forma tan antisocial y fulminante. Podemos convertirnos en los consumidores y perfiles individualistas que nuestros dispositivos y plataformas quieren que seamos… o podemos recordar que el ser humano evolucionado de verdad no camina solo».

-La distopía sigue presente en espacios tan “simples” como los conjuntos de instrucciones más populares de nuestros tiempos y entonces Hamid Khan, quien lleva 35 años luchando contra la vigilancia predictiva, nos dice que “Crear un algoritmo de vigilancia sin sesgos es imposible”; y como “tenemos” Esa manía de espiar vemos algunas de esas consecuencias de la vigilancia en nuestras cercanías sudamericanas con Los 403 periodistas espiados por la AFI de Macri y Arribas: quiénes son y qué buscaban los espías, para lo cual conocer cómo funciona el Sistema de Inteligencia Nacional Argentino (2018) es imprescindible. Seguir leyendo

Hay un sábado de común denominadores

-Este fin de semana [¿cómo? ¿Qué día es hoy?] te invitamos a empezar sumergiéndote en la segunda parte de La humanidad descentrada, donde teorías como la del actor-red, las ontologías planas u orientadas a objetos, y los hiperobjetos cuestionan el papel central del ser humano en la concepción del orden natural clásico. Exacto! Porque estamos respondiendo al llamado de [Hackear la Pandemia] Estrategias Narrativas en Tiempos del COVID-19 para hacer de lo radical un sentido común, crear relatos que agrieten los muros, que abran la ‘imaginacción’ para crear otros futuros posibles. Mundos tales y como nos muestran desde el Proyecto “El Cambalache”, economía y realidad feminista ante la pandemia del Covid-19. Una economía sin dinero generado por mujeres. Así es como en las latitudes cercanas las mujeres, y no binarias, construyen realidades que quieren transitar: Por qué se necesitan feministas y feminismos africanos en internet. Seguir leyendo