Examinar etiqueta: neocolonialismo

Hay un sábado de común denominadores

-Abrimos nuestro repaso semanal con el aviso para una actividad: Hoy se celebra el FemIT conf, una conferencia sobre tecnología con perspectiva de género, para compartir conocimientos técnicos y visibilizar el trabajo. Y otra interesante convocatoria: Seminario Reescrituras tecnológicas en México, dirigido a personas que busquen repensar en colectivo las tecnologías, a través de su reescritura desde la teoría y la práctica, a celebrarse de septiembre 2020 a marzo 2021.

-Porque, como hemos visto, la lucha por el territorio digital está en momentos convulsos. Como que Gigantes digitales al banquillo de los acusados, «comparecieron a una audiencia pública ante el Congreso de Estados Unidos, acusadas de prácticas monopólicas contra competidores más pequeños, consumidores y usuarios». O lo que nos puede parecer un dejavú Facebook, Google, Amazon y Apple: ¿”momento tabaco”? porque «siguen los patrones de conducta de monopolios abusivos que en el pasado han sido regulados». Seguir leyendo

Hay un sábado de común denominadores

-Iniciamos esta semana, que ya llega a su fin, con un conversatorio muy sugerente “Colonialismo de datos y tecnopolítica en México”, para analizar desde el sur nuestras realidades y campos de acción en relación a la tecnología. En la misma linea nos encontramos con Datos, mapas y colonialismo en épocas de pandemia donde se destaca que la «autonomía solo podrá alcanzarse si dejamos de lado el uso de tecnologías que reproducen la desigualdad de clase, la inequidad de género y la opresión cultural».

-En estos tiempos se menciona, en reiteradas ocasiones, que “La tecnología nos está llevando a una nueva forma de totalitarismo”. Partimos de una arquitectura de las tecnologías actuales diseñadas para ser monopólicas, extractivistas, intrusivas. Por eso «una estrategia socialista que coloque las infraestructuras digitales en el centro de la batalla política podrá impedirlo», como dicen en Fin del interregno: hacia la sociedad digital post-Covid19. Entonces, ¿qué campo de acción tenemos? Opciones como las redes comunitarias son unas. También algunas Recomendaciones de software libre para usar en contexto de distanciamiento físico (pero no social). Seguir leyendo

Hay un sábado de común denominadores

Iniciamos Noviembre con fiesta, color y compartición por la celebración del Día de Muertos en México que nos invita a revisar el camino recorrido pero también el que está por venir…

-Así, este sábado recordamos que hace ya 50 años inició internet acortando distancias a la información, después de que sus redes nos atraparon sabemos que es un complejo sistema de extracción de datos, esto a Medio siglo de una internet irreconocible.

-Cierto es que algunas herramientas de internet están integrando a colectividades de pueblos originarios, como cuando Lanzan app de Mozilla Firefox en triqui. Para que los contenidos web sean accesibles al mayor número de lenguas posibles y preservemos diversidad cultural nos preguntamos ¿Y si Internet fuese el aliado de la diversidad lingüística? Hacen falta señales favorables como las que recibieron quienes se dedican a telecomunicaciones de uso social indígena: Secretaría de Hacienda concede una a los operadores indígenas.

-No obstante los avances también nos pre(ocupan) retrocesos como el de los gobiernos que integran la Alianza Cinco Ojos FVEY: El cifrado en internet está amenazado por EEUU, Reino Unido, Australia… y Facebook al solicitar que se elimine el cifrado de los servicios de mensajería con lo que se vulnera la seguridad, integridad y privacidad en línea de las personas usuarias. Ante ello decimos Sí y mil veces sí al cifrado porque nos rehusamos al #GobiernoEspía que sigue existiendo tal como se supo en estos días cuando WhatsApp revela que #Pegasus continuó operando en México en 2019: más de 1400 ataques con Pegasus, incluyendo más de 100 casos de abuso en contra de sociedad civil en al menos 20 países. Seguir leyendo

De la colonialidad del poder a los comunitarismos

hombre-gira-dinero

Resumen:
Las teorías del pensamiento decolonial tuvieron su inicio allá por finales de los años ’90 y buscaron adoptar los puntos de vista de los oprimidos, silenciados y excluidos por el capitalismo eurocéntrico de la modernidad, poniendo especial atención a las cuestiones raciales para sus análisis. De la mano de Anibal Quijano, uno de sus más importante exponentes, hacemos un repaso al contexto actual intentando mirarlo con esos lentes. Más adelante abordamos el giro que el venezolano Fernando Coronil le otorga al concepto lo que nos permite sumar además, algunas ideas sobre el compartir y lo colectivo, el Buen Vivir y la teoría del Desarrollo a Escala Humana.

Palabras Claves:
Autonomías, buen vivir, comunidades, Internet, mercantilización, neocolonialismo, resistencia

Descargar artículo .pdf
Descargar imágenes: Versiones en 3D, Hombres del dinero, Comunitarismos, Imperio, Seattle ’99, Mexica

@sursiendo

 

De la colonialidad del poder a los comunitarismos (y II)

Sursiendo hilos sueltos

Quizás sea el gran azar el que hizo coincidir que nos encontráramos con ciertos autores en estas fechas. Entonces, y teniendo tan cercano el 12 de octubre, nos pareció interesante intentar hablar sobre la colonialidad del poder en el contexto actual. A partir de esta concepción enunciada por el sociólogo peruano Anibal Quijano y del giro que el venezolano Fernando Coronil le otorga al concepto se pueden además sumar algunas ideas sobre el compartir y lo colectivo. Si te perdiste la primera parte, puedes leerla aquí

 

Sin perder el hilo de este pensamiento, Fernando Coronil retoma el concepto desarrollado por Quijano e intenta una profundización. Por un lado invierte el concepto, llamándolo poder de la colonialidad, el cual posee sus propias formas de dominación y legados e introduce un criterio ampliado del imperialismo, cuyos alcances pueden verse reflejados a lo largo de la historia en expresiones coloniales (dominio de un imperio sobre sus colonias por medios fundamentalmente políticos), nacionales (control de una nación sobre otras independientes, por medios predominantemente económicos a través de la mediación de su Estado) y ahora también las globales (poder de redes transnacionales sobre las poblaciones del planeta por medio de un mercado mundial sustentado por los Estados metropolitanos). Para él lo que existe entonces es un poder de la imperalidad. Apoyándose en Antonio Negri y Michael Hardt, plantea que el imperialismo como tal habría llegado a su fin surgiendo a partir de él un nuevo sistema de dominación basado en el predominio del mercado global. En éste, al que denomina Imperio (y al que otros autores denominan modelo corporación-nación), no existen estados imperiales sino solo un mercado global manejado por redes trasnacionales que ejercer el poder sobre esos Estados y sus poblaciones. Si bien es cierto que todos ellos deben adaptarse a los mandatos del mercado, algunos tienen más capacidad de negociación que otros. Así este Imperio de la globalización no suprime a las instituciones estatales sino que les obliga a redefinirse. Transitamos así una etapa superadora del colonialismo, el neoliberalismo y el imperialismo que los contiene y necesitó de ellos para poder florecer.

Se podría poner como ejemplo de esta situación el hecho de que en el contexto actual del mercado global, mientras estos capitales trasnacionales no tienen anclaje en un territorio determinado la intensificación de la explotación de la naturaleza y las personas (como fuerza de trabajo) sí lo tiene y se localizan justamente en las viejas zonas coloniales.

Ninguno de los autores llega a mencionar la influencia que está adquiriendo la descentralización de un poder que aún no se puede controlar: la Red. Dentro de todos estos procesos que están saliendo a la luz en los últimos tiempos las tecnologías de la comunicación y la información (TIC’s), y en especial Internet, han jugado un papel muy importante. Incluso si nos remontamos al levantamiento zapatista de 1994 veremos la importancia que esta herramienta tuvo para romper el cerco informativo que les impusieron por aquel entonces.

Su potencia está dada por un valor antes desconocido: su descentralización. Esta red distributiva es imposible de controlar. ¡Al menos hasta ahora! Vemos así como frente a la concentración del Imperio surgen pequeños nichos de resistencia organizados a través de las redes tecnológicas y comunicativas actuales que logran una participación más equitativa de las personas a la par que vinculan diversas protestas sociales. Internet rompe con esta concentración del conocimiento y puede llegar a convertirse en enemigo de los estados.

Lo más interesante del mundo virtual es su vinculación con el mundo real. Si es cierto que los intentos de transformación social ocurren a distintos niveles, como decía Gramsci, para que la democracia no sea simplemente formal y política, sino que también sea social es importante volver a comprometerse, participar, actuar. Seguir leyendo

  • 1
  • 2