Examinar etiqueta: BuenVivir

Migraciones, agro, tercer cercamiento capitalista y el procomún

mercantilizacion

Resumen:
Este artículo parte de una reflexión que busca hacer una aproximación a la relación existente entre los sucesivos cercamientos de los bienes comunes y las migraciones poblacionales. Realizaremos un repaso sobre los procesos de acumulación que posibilitaron el nacimiento y desarrollo del sistema económico capitalista actual y su vinculación con las migraciones hacia las primeras ciudades, hasta llegar a los tiempos actuales en los que estas migraciones cruzan fronteras geopolíticas complejizando de ese modo la situación de las personas migrantes y sus familias. Finalmente se plantean algunas propuestas que se practican para revertir esos procesos de fuga a la vez que permiten viabilizar una vida digna dentro de los territorios.

Palabras Claves:
Buen vivir, commons, comunidades, migraciones, procomún, propiedad, tierra y territorio, zapatismo.

Descargar artículo .pdf
Descargar ilustraciones: Fronteras, Zapamaiz, Ejidatarios, Mercantilización, Neorruralismo, Buen Vivir

@sursiendo

 

Migraciones, agro, tercer cercamiento capitalista y el procomún (y II)

Sursiendo hilos sueltos

Segunda y última parte de una reflexión que busca hacer una aproximación a la relación existente entre los sucesivos cercamientos de los bienes comunes y las migraciones poblacionales. Si te perdiste cómo empezaba, puedes verlo aquí.

 

El proceso que David Harvey llamó de acumulación por desposesión se vio profundizado con la caída de los salarios producidas en la década del setenta. Desde entonces, las tasas de ganancia obtenidas por el capital han ido avanzando sobre cada aspecto de nuestras vidas: las personas solo somos recursos humanos, en la naturaleza abundan los recursos naturales, las artes se han transformado en recursos estilísticos e intelectuales, la economía en recursos financieros… Estos progresos llevan implícitos la privatización de los bienes comunes y de ese modo se aumenta la distribución desigual de las riquezas y disminuyen las capacidades comunitarias de convivencia.

Como afirma Meillassoux, “el mecanismo de las migraciones temporarias funciona tanto en el interior de un mismo país, entre zonas rurales y zonas urbanizadas, como en escala internacional entre los países fundamentalmente rurales y los países industrializados” al tiempo que “es necesario preservar, por medios legales y represivos, un lugar donde la fuerza de trabajo pueda reproducirse por sí misma, pero en el nivel estricto de la subsistencia.” Así en México, mientras que por un lado se dicen aceptar los procesos comunitarios, existen diversos mecanismos de presión hacia esas poblaciones que van desde programas de gobierno -a cambio de favores- hasta hostigamientos continuos. En la actualidad es muy común que las poblaciones en resistencia a proyectos de la llamada “economía verde” sean criminalizadas y reprimidas con el afán de permitir que empresas trasnacionales hagan sus negocios dentro de esos territorios comunales. Para muchos académicos y movimientos sociales estas formas se enmarcan dentro de un nuevo colonialismo que solo quiere seguir acumulando riqueza en unas pocas manos. Mientras, el objetivo del gobierno mexicano (sea cual sea su color) parece acomodarse tranquilamente a la lógica de los monocultivos y ganadería extensivos, la construcción de grandes presas o las actividades extractivas de minerales. Todas ellas, acciones que se contradicen con los principios de armonía que muchas de las poblaciones indígenas que habitan esas tierras quieren perpetuar. “Estamos en contra del desarrollo porque es lineal y ascendente. Nosotros somos circulares, no somos el centro, no somos dueños de la naturaleza, ella es dueña de nosotros. La comunalidad, más que un concepto, es una forma de vida que se fundamenta en la asamblea, los cargos de representación, las festividades, el tequio y la colectividad. Es un conocimiento desde dentro, que nace de la observación de lo que hacemos cotidianamente”, resume Jaime Martínez Luna, indígena zapoteco de Guelatao.

Por otro lado estas nuevas-viejas formas de hacer no sólo están intentando mantenerse vivas en los territorios del Buen Vivir. Las teorías del centro y la periferia se aplican también para el norte industrializado. La actual crisis del sistema capitalista ha llevado a implementar en Europa, en apenas unos pocos años, las políticas neoliberales que en América Latina se fueron dando a lo largo de las décadas del ochenta y el noventa, haciendo más evidente así sus consecuentes problemáticas. Frente a esto vemos cómo, cada vez con más asiduidad, en diversos sectores de Europa se vuelven a retomar nociones de trabajo comunitario y colectivo. Seguir leyendo

Migraciones, agro, tercer cercamiento capitalista y el procomún (I)

Sursiendo hilos sueltos

Primera parte de una reflexión que busca hacer una aproximación a la relación existente entre los sucesivos cercamientos de los bienes comunes y las migraciones poblacionales.

 

Mucho se ha hablado sobre la acumulación originaria como el momento que posibilitó a Occidente ingresar a la modernidad al consolidar la propiedad privada y con ella, el sistema capitalista todo. Durante los siglos previos, grandes sectores de la población aseguraban su sustento a través de los commons o bienes comunes. Si bien muchas de esas organizaciones territoriales aún se perpetúan hasta nuestros días, los primeros cercamientos de grandes extensiones territoriales que se encontraban bajo una gestión comunal permitieron aprovisionar a las incipientes industrias de mano de obra a cambio de un pago en ¡dinero! Al hacerse extensiva la propiedad privada, la idea de individuo fue tomando cada vez más fuerza. Desde ese entonces la monetarización de la economía no se ha detenido, y es mediante esta lógica, que se ha conseguido la degradación de la economía doméstica a la vez que establecer una separación ficticia entre humanidad y naturaleza bajo la premisa de que es rico quien posee dinero -o especula con él, de acuerdo a las dinámicas actuales- separándonos de las verdaderas fuentes de riqueza -no en el modo utilitarista del término sino en su sentido más amplio- y haciendo que hoy por hoy nos encontremos hablando cada vez más de seguridad alimentaria y cada vez menos de soberanía alimentaria.

Para Meillassoux la forma perfeccionada de acumulación inicial se realiza por medio de las migraciones temporarias sumadas a la preservación y explotación de la economía agrícola doméstica que permiten a la vez asegurar la autosubsistencia y proveer de renta en trabajo al capital. “La transferencia de la fuerza de trabajo desde el sector no capitalista hacia la economía capitalista se realiza de dos maneras. La primera bajo la forma de lo que se llamó el éxodo rural, la segunda, más contemporánea, mediante la organización de las migraciones temporarias. Estos enormes movimientos de población que marcaron el desarrollo del capitalismo industrial, estas transferencias de millones de horas de trabajo hacia el capitalista, fueron y son aún el motor de todas las exclusiones.”

En todo México los fenómenos migratorios internos y hacia el exterior, en especial con destino a Estados Unidos, forman parte de la cotidianeidad. El estado sureño de Chiapas todavía conserva una población mayoritariamente indígena y campesina. Aquí la reforma agraria implementada tras la Revolución Mexicana no llegó a ser real, lo que generó una gran cantidad de conflictos sociales en la región. Durante décadas, la Selva Lacandona sirvió como «válvula de escape» para la tensión social creada por la falta de tierras. Sin embargo, la reforma del artículo 27 de la Constitución en el año 1992 por el cual se permitió que la tierra comunal y ejidal pueda ser sujeta a la compra-venta libre y la implementación de otras políticas neoliberales coronadas con la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá en 1994 volvieron a reavivar los enfrentamientos. Seguir leyendo

Hay un sábado de común denominadores

-Esta semana comenzamos con cultura libre y en Brasil: con los Circuitos Regionais 2012: los festivales musicales quieren cambiar los modelos de gestión y organización, «sobre la base de tres principios fundamentales: el compromiso con la escena local, un compromiso de continuidad y de cambio de la tecnología, estas fiestas ya no están aisladas de sus ciudades».

-Porque como nos decía Hernán Casciari al presentar la revista Orsai en el TED en Río de la Plata: es mejor sin intermediarios (VIDEO), de igual forma, como Internet elimina esos intermediarios (aunque puede crear otros) hay iniciativas que se lanzan al público masivo, como el Festival de Cine Online, que muestra largometrajes completos. O esta otra: Klagenfurt, ciudad situada al sur de Austria, toda ella se convierte en una biblioteca pública, con un sistema que permite la descarga gratuítas de libros.

-Ya que estamos con la tecnología, compartimos el anuncio del I Congreso Nacional de Mujeres, Tecnología y Cultura Libre, que se llevará a cabo en Bogotá, del 28 al 30 de Septiembre. Y en tiempos de crisis y tijeretazos, Contra los recortes más software libre y menos “neutralidad”, porque como nos dice el propio Ramón Ramón: «No existe alternativa alguna que aporte tantos beneficios para la sociedad en su conjunto, así como para cada uno de los pilares que la conforman: educación, industria, transparencia, democracia, salud, eficiencia, independencia y soberanía.»

Urbanohumano nos ofrecía otra de sus charlas-entrevistas-debates que arma en ThinkCommnos el pasado miércoles 18 de julio, con el tema: Redes v/s Comunidades y Tecnologías sociales -junto a integrantes de #bookcamping. Ver video AQUÍ.

Seguir leyendo