Examinar etiqueta: autonomías

Hay un sábado de común denominadores

leiko-Un primer salpicado de enlaces relacionados con los procomunes, sus amenazas y nacimientos y resistencias nos lleva a las Prácticas crowd: del paradigma individual al crowd basado en comunidades, segunda parte de una serie de textos que publicó Juan Freire en su blog. Mientras tanto esta semana dimos con el nacimiento de #UNIAcapitalRiego: @goteofunding + @UNIAuniversidad se unieron para financiar proyectos de innovación social y cultural. Según dicen, la 1ª de muchas! Entre los proyectos que recientemente vieron la luz y crecen a toda velocidad está leak.io, una herramienta social que nos recuerda a algunas de aquellos primeros años felices de la Red: permite gestionar información, agrupada por ámbitos temáticos y con la posibilidad de hacerlo de forma anónima. Este videíto lo cuenta muy bien.

-En cuanto a las que tienen que ver con sus peligros esta semana una ONG ecuatoriana que protege libertad de expresión denunció cierre «arbitrario» de su cuenta de Twitter, mientras en Italia, Municipio de los Bienes Comunes de Pisa: autonomía popular bajo amenaza y una nota clara y exhaustiva sobre uno más de los mecanismos de desarrollo limpio, tan bogas por estos años: La compra venta de emisiones de CO2 no debe aplazarse, sino desmantelarse.

-Por suerte las noticias que renuevan aires no dejan de aparecer y, a la par, los frentes de acción se amplían. ¿Quién dijo que todo está perdido? En México, campesinæs Zapotecos expulsan a minera canadiense. Precisamente esas multinacionales son las que se benefician de los negocios offshore. Quizás nos encontremos a esta Linear Gold Corporation en la lista que hizo pública el proyecto LoopHole4All, paraísos fiscales al alcance del 99%. François Houtart no entrega un gran análisis sobre El bien común de la humanidad. Seguir leyendo

Hay un sábado de común denominadores

fallen-prinsses-caperucitaNos gusta pensar en el amor como ese sentimiento amplio, compartido, de cuidados… como ese algo que nos hace creer, colaborar, crear proyectos con otræs, hacer crecer los procomunes. Pues por mucho que se diga esta no es la visión más generalizada del amor, así que para deconstuir mitos Dina Goldstein realizó su serie Fallen Princesses. Con esto queremos empezar el recopilatorio de esta semana en recordatorio a don Valentín…

-Para salirnos de esos discursos hegemónicos qué mejor que escribir la historia desde múltiples miradas y sobre todo “desde un punto de vista de género”. Eso es lo que nos proponen desde Wiki-Historias. Para conocer más sobre esta propuesta y hacer aportaciones quizás lo mejor sea empezar por leer su manifiesto. Quien persiste en escribir su presente es la lucha contra la mina El Tambor en la comunidad de San José del Golfo, Guatemala y para celebrar que todavía siguen ahí defendiendo su territorio por estos días presentaron Cantar, Luchar y Resistir, convirtiendo canciones comerciales en cantos de lucha y esperanza. Pero no están solæs. Muchos son los pueblos que se plantan frente a las presiones del capital trasnacional, exigiendo, porque Es nuestro derecho.

-Algunos más relacionados con bienes comunes naturales: se presentó el Proyecto Hydropolis: Una ciudad acuática para el valle del Nilo, Egipto. “Con el fin de resolver estos problemas y restaurar el ecosistema del valle del Nilo, desarrollamos un proyecto alternativo a la represa de Asuán”. Si bien no se trata de adaptarnos al cambio climático (sino de cambiar nuestros sistemas de consumo) creemos que iniciativas como éstas pueden dignificar y reintroducir la producción sana y local. Justamente así lo creen los proyectos de permacultura que se están desarrollando del otro lado del mundo: Argentina atestigua auge de aldeas ecológicas porque como dicen en la nota “mudarse a una ecoaldea ‘no se trata de volver a la época del garrote, sino de recuperar la capacidad de tomar las propias decisiones'». Y hay más sobre este tema que nos cuenta brevemente Bernardo Gutiérrez al rescatar El rap de la permacultura. Nos sumamos a su pedido de subtítulos al español y a remezclar con alguna de las muchas experiencias que ya caminan por nuestra América Latina. Para eso estamos, para pensar en otras formas y Acerca de los paradigmas, los sistemas y los modelos. Seguir leyendo

Hay un sábado de común denominadores

black-feminist-manifiestoEste nuevo sábado de enlaces nos ha traído muchas introspecciones. En esto de buscar conectar formas de hacer nos encontramos a veces con reflexiones que, como saltimbanqui, saltan alegremente de unas a otras.

-En su propuesta por Revalorizar la agricultura y la alimentación Gustavo Duch nos propone alejarnos de los comportamientos machistas de las prácticas agrícolas y acercarnos a los valores feministas de unas prácticas del cuidado y de la colaboración “para un fin muy distinto”. Entonces, si de unir trazos se trata será bueno (re)leer las varias aristas que acompañan cada proceso: he aquí el Manifiesto de Rio Combahee River, una declaración Negra Feminista hecha por allá de abril de 1977.

-Volviendo al carril de la variedad de alternativas en las que se está experimentando actualmente aquí va un Manual de huerto urbano ecológico para introducirnos en modelos muy cercanos y prácticas que sin mayores complicaciones podemos incorporar en nuestras cotidianeidades. Para læs más versadæs queda este bonito vídeo de construcción de una Bici Lavadora realizado por Soulfire y el Jaguar de Madera en San Cristóbal de las Casas, México. Proyectos que conjugan formas creativas de hacer con respeto y cuidado por el ambiente. Tanto así que desde Soulfire sus caminos se hacen a bordo de un autobus que usa aceite de cocina reciclado para funcionar… Interesante, no?

-Siempre es bueno dejar salir el bichito de la curiosidad para conocer experiencias de procesos que vienen caminando en el ensayo/error sobre “otras formas de hacer”, nos quedamos con algunos comentarios sobre la contribución de los modelos socialistas y la agroecología cubana en ¿Qué democracia económica para el decrecimiento? Se trata de encontrar espacios liberados tanto en lo físico como en lo virtual. Por eso también nos gustaría compartir una Entrevista al mejor blog de software libre 2012 de PortalProgramas. Otra vez, felicidades a Ramón Ramón por su trabajo. Y ya que estamos en estos temas, nos encontramos con que Los egipcios exigen software libre y de código abierto porque en las revueltas árabe las redes sociales fueron importantes, pero quizás más lo sea “la función recíproca que tendrá la rebelión en la liberalización de la tecnología”. Seguir leyendo

Algunas posibles salidas del laberinto del desarrollo capitalista

arroyo-hondo-mexico

Resumen:
En las páginas siguientes pretendemos trazar un breve repaso por el tema del desarrollo entendido como el concepto que auspicia las crisis actuales. En su nombre este sistema propicia diversas salidas de las sucesivas crisis y sin embargo solo ha sido capaz de crear un laberinto dentro del cual damos vueltas, estando siempre perdidos. Es así como sobre el final de texto hemos querido apuntar tres posibles salidas de él, todas ellas basadas en experiencias que ya están caminando y que se presentan envueltas en propuestas colectivas y cooperativas que miran a la humanidad cobijada dentro de un sistema natural sin el cual somos incapaces de sobrevivir.

Palabras Claves:
Autonomías, buen vivir, capitalismo verde, commons, comunidades, cooperación, creación colectiva, decrecimiento, procomún, propiedad, tierra y territorio.

Descargar artículo en .pdf

@sursiendo

 

Algunas posibles salidas del laberinto del desarrollo capitalista (y II)

Sursiendo hilos sueltos

(Segunda parte del texto / ver primera parte aquí)

Una de las crisis: la ambiental

silo_ecclesisa_laberintoCentrándonos sólo en una de las graves crisis que genera el transitar por el laberinto del desarrollo capitalista, podemos comenzar con la metáfora que proponía el filósofo greco-francés Cornelius Castoriadis para actuar como lo harían unos padres dirigentes: imaginemos que a unos padres le anuncian que su hijo sufre una grave enfermedad, entonces pensaremos que esos padres sólo pueden reaccionar de una manera sensata: harán lo imposible por colocar a ese hijo en manos de los mejores médicos, que determinen si ese diagnóstico es certero o no, y actuar en consecuencia; esos padres no reaccionarían diciendo “si es posible que nuestro hijo tenga una gravísima enfermedad también es posible que no la tenga”, quedándose entonces a la espera sin hacer nada. Esta segunda actitud es la que adoptan las sociedades actuales y sus representantes políticos ante el colapso ambiental al que nos encaminamos, mirando hacia otro lado sin reaccionar convenientemente.

La crisis ambiental global es de tal magnitud que ya hemos pasado el umbral de la sostenibilidad y sólo nos queda enfrentarla esperanzados en la resiliencia de los ecosistemas que nos cobijan y que tanto hemos dañado. Es paradójico que en plena crisis, en lugar de pensar y actuar con criterios ecológicos, continuemos aferrados al modelo extractivista de explotación de bienes naturales naturales, sean éstos minerales, hidrocarburos, pesquerías, bosques o agua, todo ello en su versión neo: más urgente, más integral y más dañina. Parece que hemos decidido perpetuar la forma de la economía noratlántica creada en el siglo XVI, y que la única opción en el siglo XXI es seguir extrayendo y desechando, sin pensar.

El ejemplo del calentamiento global es sintomático: según los científicos es ya irremediable que en 2100 el planeta aumente en 2ºC su temperatura, y seguramente será aún mayor el incremento, lo que hará que muchos ecosistemas mueran, que haya mayores crisis hídricas y de hambrunas, que aumenten la desertización y las enfermedades tropicales, entre otras graves consecuencias. Pero ahora mismo ya se están sufriendo graves problemas a causa del cambio climático, con el aumento de las sequías y las inundaciones, ambos problemas ambientales que inciden en la economía y la salud. Y mientras tanto, los representantes políticos sólo se ponen de acuerdo en sacar provecho económico de ello, con el pago de servicios ambientales, los mercados de carbono y demás mercantilización de las funciones de la naturaleza, y a esperar. En ningún caso se ha decidido parar el sistema de producción, transporte y consumo que es la causa principal del cambio climático. Desde las altas instancias el sistema no se cuestiona, sólo se modifica levemente con maquillaje verde, o directamente se niegan las causas. Seguir leyendo