Examinar etiqueta: alimentación

Hay un sábado de común denominadores

Para empezar este sábado nos ponemos artísticos, ya que queremos mostrar unas convocatorias interesantes:

-Hoy tiene lugar en Madrid el taller Realidades alteradas / Visión alternativa de la realidad aplicada al arte contemporáneo, para “Todos aquellos interesados en hackear su propia realidad”.

-Las buenas gentes de ANTIMUSEO lanzan la convocatoria Indignadas, Mujeres en las Protestas Públicas en España 2012-2013 que consiste en un registro visual de la memoria femenina en las protestas públicas, realizando 1 o 2 dibujos semanales basados en una selección de las imágenes recibidas, que podrán usarse bajo licencia Creative Commons no comercializable.

IV edición de DESVELARTE, del 3 al 15 de septiembre en Santander: «un festival de arte multidisciplinar generador de nuevos discursos contemporáneos hacia lo público y lo interactivo en el marco de la ciudad».

-Como curiosidad, en la revista Yorokobu, nos dan cuenta de la artista Nina Boesch y su MetroCard Collage, es decir: realizas obras de arte con billetes de metro usados. Calcula que «durante los últimos 10 años es probable que haya hecho acopio de más de 30.000 de estos tickets con ayuda de sus familiares y amigos».

Mapa del arte público mundial: The Big Art Mob es una web británica que pide la participación para documentar todas las obras de arte públicas del mundo, y parece que ya van por más de 12.000 entradas.

Pasando a temas de ciudad y urbanismo, también nos topamos con una interesante propuesta de mapa recogido en viveroiniciativasciudadanas.net: uno sobre Resilencia ciudadana, como es el mapa de Transition Towns, con ya más de mil iniciativas en diferentes lugares. Propone herramientas, recursos y sistemas de gobernanza de las nuevas capacidades ciudadanas que trabajan sobre el “empoderamiento urbano” para mejorar los espacios del habitar global, desde una perspectiva local. Seguir leyendo

Hay un sábado de común denominadores

-Comenzamos compartiendo el artículo de Luis González Reyes en la revista Pueblos sobre La sostenibilidad parte de la gestión de los bienes comunes, que sigue el hilo de pensamiento de Elinor Ostrom junto al de Ramón Fernández Durán.

-Por su parte, Rubén Martínez publica en su blog Estado, Mercado y Commons, sobre una serie de cursos que ponían el foco de atención sobre los commons y se centra en la pertinente pregunta: ¿Es posible pensar los commons como la base de un modelo social más justo? Incluye vídeos, presentaciones y demás referencias.

-Para exponer un tema concreto sobre procomún (bienes comunes o commons), Traducciones Procomún estarán presentes en el próximo TEDx Madrid (15 septiembre, Matadero), donde realizarán una exposición de su proyecto.

-¿Será que estamos en La era de la polinización cruzada? Bernardo Gutiérrez nos cuenta en este artículo de la revista Yorokobu que «La innovación en la era del crowd, según Wired, debería estar inspirada en la función de la abeja, vital en la tarea de la polinización cruzada de ciertas plantas. El cross-pollinator sería una pieza clave de esta convulsa nueva época, un catalizador, un coinspirador interdisciplinar. De hecho, la historia ha estado llena de polinizaciones cruzadas basadas en la serendipia (descubrir algo mientras se busca otra cosa)».

-También es tiempo de actuar en cuando a la comida: José Luis Fernández Casadevante (Kois) expone en Mucho más que reducir distancias. Grupos de consumo y circuitos cortos de comercialización sobre agrupaciones que «son laboratorios sociales que innovan, que además de dar de comer perfilan e inspiran otro modelo agroalimentario«. Seguir leyendo

Tianguis: lo sano y cercano también modifica lo global

Sursiendo hilos sueltos

Un no-lugar puede existir incluso más allá de una ilusión. La escalera infinita de Penrose sube y baja simultáneamente con toda naturalidad, haciendo que cosas que para algunxs parecen imposibles sucedan. A veces soñar una utopía no es más que empezar a pensar diferente a como nos han enseñado.

Así, ya están emergiendo mundos alternativos a éste que sin dejar de relacionarse con él apuestan por trabajar desde la construcción colectiva. Porque para romper con el capitalismo no necesariamente hay romper con el mercado. O al menos no con todas las formas de mercado.

Damos una vuelta por la Red de Comida Sana y Cercana conocido más popularmente como tianguis, ubicado en San Cristóbal de las Casas, en el sureste de México. Los espacios que lo conforman son mucho más que de transacción comercial, aún cuando no deje de haberla. Las personas que viven diariamente este proceso pueden encontrarse horizontalmente para construir juntxs valor comunitario, y es en ese momento cuando la transacción adquiere sentido humano.

Hace pocas semanas se cumplieron 7 años de aquella motivación inicial de un grupo de amigas preocupadas por encontrar formas limpias y cercanas de alimentarse. Nos cuentan que en la actualidad esta Red de Productorxs y Consumidorxs es una forma de ver la vida, una apuesta política por la soberanía alimentaria, un camino que han ido construyendo en la práctica con un objetivo que no se pierde de vista: crear un vínculo directo entre consumidorxs y productorxs que les permita mirarse y entenderse en sus múltiples realidades. Un vínculo que posibilite entender cómo funcionan el campo y la ciudad y qué es lo que los ha dividido, para recién entonces poder volver a encontrarse. A veces imaginar otros modos de vida puede ser el primer paso para formar parte de ellos. Seguir leyendo

Hay un sábado de común denominadores

-Comenzamos recordando que los días 17 y 18 de junio se celebró la Cumbre de los Pueblos Rio+20, que tenía como tema de la Plenaria 2: En defensa de los bienes comunes y contra la mercantilización. Es buen momento de retomar la agenda común e «Impedir la mercantilización y la financierización de los bienes comunes y recuperar los derechos sobre su uso» (los documentos finales de la están disponibles en línea).

-En México aún sigue vivo el #YoSoy132. Luis Hernández Navarro  en el diario La Jornada analiza el movimiento y da una visión sobre su funcionamiento y sobre sus retos.

-Sin movernos del país y hablando de otro movimiento, esta vez el del software libre, Mozilla México celebró el jueves pasado el Translathon en Maya 2012, iniciativa que «se realiza en búsqueda de una web abierta y accesible en la lengua de nuestras comunidades mayas, siendo esta la segunda más hablada en el país con más de 750.000 personas indígenas». Una buena noticia en el Día Internacional de los Pueblos Indígenas. Porque impulsar el software libre es una necesidad, y eso mismo dice José Sosa, director general de Gestión, Acceso y Uso de las TI del Ministerio del Poder Popular para Ciencia, Tecnología e Innovación (MCTI) del Gobierno de Venezuela. Otro gobierno: Brasil, quiere orientar sus leyes hacia el código abierto, y proteger la neutralidad de la red.

-Desde la sociedad se van creación cambios y compromisos, así para los tecnologistas, geeks o cumputines, existe una propuesta de juramento hipocrático, que por ejemplo comienza así: «Yo reconozco la tecnología como un producto que no sirve ningún otro propósito que el de beneficiar a la humanidad en general». Seguir leyendo

Coca-Cola, ¿la chispa de la vida?

Sursiendo hilos sueltos

Dos notas de las la semana pasada relacionadas con la compañía Coca-Cola nos llamaron la atención:

Curiosamente son dos noticias que relacionan a la más grande productora de refrescos con dos gobiernos, y más nos hace pensar cuando la primera de ellas ha sido ya desmentida por la propia empresa y por el Gobierno de Bolivia. Allá seguirá.

Joan Bonet afirmaba en 1996 que la Coca-Cola “es el producto más ampliamente distribuido en el mundo, adquirible en 205 países, muchos más que las naciones que forman la ONU. Junto a la típica expresión americana «Okey», Coca-Cola es la palabra más universalmente reconocida en la tierra, convirtiéndola en un símbolo del estilo de vida occidental.”

México ya es, por ejemplo, el país donde más se consumen refrescos de cola, con 163 litros por persona al año, superando al propio Estados Unidos. Para conseguir esto, la compañía ha empleado muchos recursos, al igual que para ocultar muchos lados oscuros de su bebida.

Ya en el 1968, un día antes de su asesinato el doctor Martin Luther King Jr, también de Atlanta, hizo un llamado en su último discurso a retirar su apoyo económico a compañías si ‘no han sido justas en sus políticas de contratación’, en referencia a la discriminación racial: una de las compañías que debían ser boicoteadas era Coca-Cola. Las palabras exactas del doctor King fueron: ‘les pedimos esta noche, que vayan y digan a sus vecinos que no compren Coca-Cola en Memphis.’

Seguir leyendo