Examinar categoría: sursiendo hilos sueltos

Las redes digitales y las calles como geografía ‘onlife’ de un himno feminista global

Sursiendo hilos sueltos

Un breve análisis de la difusión y apropiación del performance de Lastesis

por Valzer

“Y la culpa no era mía, ni dónde estaba ni cómo vestía.
El violador eras tú.
El violador eres tú.”

Fragmento del performance de Lastesis

En las últimas semanas me he encontrado a menudo tarareando el himno feminista del momento desde San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, que como muchas otras latitudes, fue escenario del performance “un violador en tu camino”. El pasado 29 de noviembre decenas de mujeres se reunieron en la plaza de la Catedral para manifestar su indignación ante la violencia patriarcal al ritmo solemne, y bastante pegajoso, del canto de protesta chileno, autoconvocadas a través de las redes sociales.

La relación entre internet y activismo desata a menudo reacciones dicotómicas: hay quien considera las redes como dispositivos de inhibición social, por lo tanto relega cualquier expresión de indignación mediada por lo digital a meras expresiones formales y despolitizadas, y quien en cambio considera internet como el espacio designado para la insubordinación social en el siglo XXI. Un tercer camino ve las redes como una herramienta, un medio más, como lo fueron la radio y la tele en el siglo pasado, que a lo sumo tiene la capacidad de dotar a los reclamos de visibilidad a gran escala. Seguir leyendo

#SalvemosInternet: La Neutralidad de la red amenazada en México

Sursiendo hilos sueltos

Se inicia hoy una campaña para que no sea aprobado el Anteproyecto que vulnera derechos básicos

Actualización: se amplió el plazo de la consulta hasta el 15 de junio.

En 2020 la Internet y la web tienen ya más de 50 y 20 años, respectivamente. Las redes digitales que se interconectan entre ellas han posibilitado el ejercicio de algunos derechos antes más restringidos, como la libertad de expresión, el derecho a la información o el acceso a la cultura, y han creado otros, como la libertad de crear código propio, la privacidad en línea o el de la neutralidad de la red. Esta última está en peligro en México, que pone en riesgo a la Internet misma, tal y como fue creada y ha posibilitado ser lo que es.

Imaginemos que una cooperativa de productores de café de Chiapas lanza una plataforma web para denunciar las malas prácticas de una corporación del café, pero esta empresa (con el logo verde) llega a un acuerdo con el Gobierno de turno y éste interviene (legalmente) para que se interrumpan los servicios de Internet de la cooperativa y dicho sitio web no tenga salida al público…

Imaginemos que varios colectivos de comunicación del sur de México se unen para armar un servicio de streaming con producciones locales, de trabajos en audio y de vídeos, pero las grandes empresas del vídeo online hacen gestiones y pagos para que apenas se pueda entrar a esta web colaborativa, retenga el tráfico y tarde horas en cargarse…

Imaginemos también que un portal de noticias ciudadanas es molesto para un presidente municipal y éste, sin necesidad de resolución judicial, decide eliminarla haciendo gestiones con la empresa proveedora de Internet… Seguir leyendo

Retos y perspectivas de apropiación en la seguridad digital* en Chiapas

Hemos avanzado hacia escenarios que piensan y reescriben la tecnología desde nuestras propias necesidades. Seguimos trabajando para pensar tecnologías más sanas y cercanas, hacia el bien común.

Con estas palabras compartíamos parte del trabajo que realizamos este año en el acompañamiento a organizaciones defensoras de derechos humanos para incrementar capacidades tecnológicas y de seguridad digital en contextos de riesgo y amenazas que se enfrentan en el sur de México.

La cercanía que mantenemos con las organizaciones acompañadas nos confirma que trabajar en conjunto en procesos de compartición fortalece capacidades en la vida digital de las organizaciones civiles. A su vez, la diversidad de experiencias retroalimentan conocimientos y saberes que hemos aprendido de manera empírica desde la curiosidad, la investigación y la necesidad de resolver situaciones concretas a lo largo de estos años en nuestros espacios de trabajo y personales.

En esta variedad de perfiles, intereses y tiempos de apropiación encontrados se han generado estrategias de apoyo mutuo que fortalecen capacidades para la resolución de problemas concretos al interior de los propios grupos de trabajo, lo cual permite disminuir, de forma paulatina, la dependencia de las y los ‘expertos’. Seguir leyendo

COPtar el discurso del capitalismo verde

Sursiendo hilos sueltos

Como cada año desde 1995, expertas y expertos sobre cambio climático se reúnen en una ciudad del mundo a discutir las acciones que deberían ser tomadas para detener la crisis ambiental que estamos viviendo. La COP25 se celebra estos días en Madrid, las discusiones de fondo se apegan fuertemente al solucionismo tecnológico cuando el problema principal es político.

Estamos ya en un momento en el cual ninguna propuesta que no ponga en el centro el sostenimiento de la reproducción de la vida es incompatible con una idea de ‘futuro’. Y el sistema de consumo en el que vivimos no hace más que externalizar pasivos [ambientales, humanos, culturales] mientras habla con buenas prosas sobre cómo enfrentarán una crisis civilizatoria sin cambiar un ápice sus formas de producción, transporte y consumo a costa de la explotación.

En esos discursos se enmarcan también los grandes corporativos tecnológicos que fundamentan su modelo de negocios [de los más rentables del mundo en la actualidad] en la falta de transparencia sobre sus usos y derroche de materias primas, por ejemplo. Seguir leyendo

Poner en jacke[r]

Sursiendo hilos sueltos

«Hay seres de insurgencia digital poniendo flores en las armas de la contrainsurgencia corporativa de los monopolios tecnológicos. Ahí es donde necesitamos la curiosidad y la imaginación.»

Este es, apenas, un amable recordatorio de que otros mundos [todavía] son posibles…

Los trayectos hicieron que tempranamente encontráramos sentido en juntar hacking y comunalidad cuando lo uno ya estaba posicionado y lo otro apenas despuntaba como concepto de nueva cuenta. Cuando lo uno ya hablaba de la disconformidad con el sistema, de pensar-fuera-de-la-caja, y lo otro ya daba una práctica intrínsecamente política y comunitaria [siempre en relación con los otros y las otras, humanos y no humanos]. Lo uno y lo otro se sumaron, potenciándose.

¿Hackear la producción tecnológica? ¿Por qué no? ¿Acaso la soberanía alimentaria, los feminismos, el zapatismo, la imaginación, el comercio sano y cercano, y los comunes no son hackings al sistema actual? Hackear. Poner en jaque. Y hacerlo para la comunalidad. Ese es el inicio y la utopía a alcanzar. Seguir leyendo