Examinar categoría: botones de muestra

Cuando la palabra de Tenejapa salta a la Red

Algunos botones de muestra

Reflexión de Marco Antonio Girón Sántiz para SurSiendo sobre la experiencia del uso de Internet en el mantenimiento y difusión de las tradiciones de su lugar de nacimiento, Tenejapa. Situada en Los Altos de Chiapas y hablante de tseltal Tenejapa es reconocida por su tradicional celebración del carnaval. «Mi tarea aquí es usar los medios para que exista información sobre muchas actividades que hacen y hacían los abuelos, que la palabra, la imagen y los sonidos puedan ser encontrados en diferentes sitios y que todo esto sea generado por nosotros, los jóvenes, apropiándonos de las nuevas herramientas (ach’ a’tibalil=herramientas nuevas)».

Tenejapa
Página de Tenejapa

La página de Facebook de Tenejapa busca hacer un intercambio de vivencias y de formas de ver el pueblo en todos los sentidos, aunque se ha enfocado un poco más alrededor de las fiestas, tradiciones de mayordomos, alféreces, fiadores, músicos y rezadores. Es un espacio en el que se deja a la libre expresión de ideas, de reencuentros para aquellos que andan fuera del pueblo, es un lugar para compartir (Xcholel a’yejetik). Decir la palabra, decir las noticias, contar las historias.

La creación de esta página fue una decisión personal, una inquietud de querer saber en qué andan los jóvenes y no tan jóvenes que tienen acceso a Internet y de cómo ellos ven, qué cosas desean compartir, lo que saben de su propio pueblo. De esta manera, entre todos, generar información «confiable» acerca de Tenejapa.

En el año 2004 creé el disco interactivo sobre el carnaval, que contenía texto y fotografías del Tajimal K’in=Carnaval de 2003, aquello fue un primer intento de compartir formas de ver y de sentir la fiesta del carnaval, luego desde 2005 se creó el blog en donde a finales de ese año y principios del siguiente se escribían cosas muy personales, pero a partir de 2009 comencé a publicar algunos escritos de actos que tienen que ver con la cultura. De repente aparecían notas sobre Tenejapa. La primera vez que escribí todo un «artículo» sobre el carnaval fue en ese blog. Pero como no parecía tan dinámico como es el Facebook, me decidí a crear la página en enero de 2011. Seguir leyendo

El cuerpo en red: maestría en investigación de la danza

Algunos botones de muestra

Reflexión de Zulai Macías para SurSiendo sobre la experiencia de la maestría en investigación de la danza. Aquí nos presenta una mirada multidimensional de un fenómeno que se aloja en un sitio web de diseño simple y que usa herramientas básicas de educación online, que a la vez logra romper muchas brechas. No sólo se trata de hablar del cuerpo, de investigarlo, sino también de trascenderlo mientras se escribe y se investiga. Otro botón de muestra a las posibilidades de la red en manos de ciudadanos creativos. La autora hace un recorrido por cierto tipo de interacciones entre sensibilidades, cuerpos —nociones de cuerpo— prácticas y construcción de conocimiento que en otro momento, en otro espacio-tiempo no habrían tenido oportunidad de encontrarse.

maestria-danzaPensar en una maestría dedicada a producir investigación teórica sobre danza resulta, a primera vista, necesario a la vez que un terreno paradójico: ¿no la danza es movimiento y sensaciones difíciles de aprehender porque justo movilizan al cuerpo y a la materia? ¿No es, desde un inicio, una tarea fallida o imposible ese ímpetu por capturar una sensibilidad efímera y siempre huidiza? Pese, y respondiendo a estas preguntas, en 2011 se concibió el proyecto de una maestría que impulsaría la escritura de la danza, siempre preponderando que cada estudiante tuviera una práctica con el cuerpo que no debería descuidar ni abandonar por adentrarse en una formación teórica o por mudarse a la Ciudad de México para poder cursar estos estudios. ¿Cómo lograr que aquellos que se deciden escribirla no se alejen del día a día del quehacer dancístico para encerrarse en las aulas de una universidad? Casi de manera natural, una plataforma virtual se presentaba como la mejor opción para llevar a cabo esta iniciativa.

Gilles Deleuze, en la conferencia “¿Qué es el acto de creación?”, dice que los únicos capaces de reflexionar sobre cine, son los cineastas, los críticos de cine o los que aman el cine; considero que esta afirmación es extensiva a cualquier práctica: ninguna reflexión sobre el arte puede alejarse de su práctica y de sus practicantes. En este sentido, la danza no podría ser la excepción: los bailarines, críticos de danza y los que la aman, son quienes, de forma independiente y a menudo muy solos, hacen la lucha dentro de instituciones y sus localidad para reivindicar que la danza se puede y debe pensar, y que es un campo que no está construido por meros intérpretes, virtuosos en la domesticación de su cuerpo. Como era de esperarse, estos intentos de investigación se encuentran dispersos, sin ningún tipo de vinculación con otras similares y, en la mayoría de los casos, sin un marco teórico que sostenga firmemente aquello que la experiencia se ha encargado de construir. Seguir leyendo

Una app de código abierto para construir memoria comunitaria

Algunos botones de muestra

Reflexión de Eugenio Tiselli para SurSiendo sobre la experiencia del proyecto comunitario Los Ojos de la Milpa y la utilización de las nuevas tecnologías para su realización.

 

ojos-de-la-milpa-oaxacaLos ojos de la milpa: una memoria comunitaria creada por familias de Santa María Tlahuitoltepec Mixe, Oaxaca.

Cada vez resulta más difícil mantener el discurso utópico que caracterizó los primeros tiempos de la World Wide Web. Sobre todo ahora, cuando ha quedado al descubierto cómo los gobiernos de distintos países, en colaboración con las grandes marcas de las redes sociales, espían a sus propios ciudadanos. ¿De quién es la red? ¿De las personas que la siguen utilizando para compartir lo que les es común, y organizar la resistencia contra las injusticias del capitalismo global? ¿O de los gobiernos y las empresas, que ejercen un control casi total sobre los datos que fluyen a través de ella? La pregunta queda en el aire, y la lucha no ha hecho más que comenzar.

En este contexto, ¿por qué plantear un proyecto como Los ojos de la milpa? Sin ignorar las utopías y distopías, creemos que aún es posible ver en las redes digitales esa escuela sin muros en la que todos podemos beneficiarnos del libre intercambio de conocimientos y saberes, entendidos como bien común. Desde esta visión parte Los ojos de la milpa, que pretende ser un pequeño fragmento de la memoria comunitaria de un grupo de familias de Santa María Tlahuitoltepec Mixe, Oaxaca. A partir de nuestra invitación, estas familias utilizaron teléfonos celulares tipo smartphone durante un año para capturar en imágenes y grabaciones de voz aquello que nacía y crecía en sus milpas, publicándolo todo en un sitio web accesible y abierto. Con esto perseguimos varios objetivos comunes: en primer lugar, el de crear de forma colaborativa un manual digital sobre las nuevas prácticas agroforestales que desde hace algún tiempo se llevan a cabo en la comunidad. Además, quisimos ofrecer un panorama de lo que ocurre más allá de la milpa, partiendo de la idea de que la agricultura también es cultura y que, por lo tanto, gran parte de lo que ocurre en la comunidad se refiere, tácita o explícitamente, al trabajo y a los frutos de la tierra. Nos propusimos, en suma, a crear un espacio en red útil tanto para la propia comunidad como para aquellos que desearan conocerla. Seguir leyendo

Morris no va a ganar: El candigato contra los Homínidos

Algunos botones de muestra

Reflexión de María Toledo para SurSiendo sobre las elecciones y el papel de Internet en relación al candidato Morris en el ayuntamiento de Xalapa, Veracruz.

Grupo facebook
Grupo facebook

Desafortunadamente, y para desgracia de todos, los homínidos seguirán ocupando los cargos públicos del mundo. Lo peor es que no suelen ser homínidos pensantes, inteligentes e informados. En particular, me refiero a los cuatro candidatos a la alcaldía de la ciudad de Xalapa, Veracruz. Uno de esos cuatro humanos será el próximo alcalde de la ciudad, aunque, hasta ahora, es evidente que todos han perdido frente al candidato imposible, el candigato Morris.

La figura de Morris se ha apropiado del ciberespacio de una forma avasalladora. Este hecho no es trivial, especialmente a la luz del rol que internet y redes sociales han demostrado tener en los movimientos ciudadanos, un papel importante, que la política tradicional no ha querido reconocer.

Hace unas semanas caminaba por las calles de Xalapa, a donde quiera que volteara me interrumpían la vista anuncios espectaculares con la cara de bípedos con sonrisas falsas, eslóganes gastados y colores distintivos de sus respectivos partidos políticos. “Elecciones”, pensé con total y absoluta indiferencia. Poco después me enteré del más reciente chisme que corría por el mundo del internet y las redes sociales: los xalapeños lanzaron un gato como candidato. No me aguanté la curiosidad propia de mi especie e hice una búsqueda en google sólo con las palabras “candidato” “alcalde” “Xalapa”, y las múltiples combinaciones posibles, sin ninguna referencia a Morris, aún así, por lo menos en tres páginas de google los resultados de búsqueda sólo se referían al candigato. No había reservado un lugar en el hipocampo de mi cerebro para los nombres de los candidatos antropomorfos. No había forma de saber quiénes eran los otros candidatos. Morris lo dominaba todo. De alguna manera, que tampoco quedó registrada en el hipocampo de mi cerebro, me enteré de los otros: Américo Zúñiga del PRI, Abel Cuevas del PAN, Dulce María Dauzón de Movimiento Ciudadano y Marco Salas del PRD. ¿O era Américo Cuevas del PRD, Dulce María Zúñiga del PRI, Abel Salas de Movimiento Ciudadano, y Marco Dauzón del PAN? No sé, cualquiera de las múltiples combinaciones posibles, además, fuera de Xalapa es poco probable que se escuche hablar de ellos. Seguir leyendo

Habitantes de la red: hacia una nueva ciudadanía digitalizada

Algunos botones de muestra

Reflexión de Antony Flores Mérida para @Sursiendo sobre acciones ciudadanas en defensa del Internet en México, casos movimientos #InternetNecesario y Chiapatuit.

Las y los chiapanecos se han apropiado rápidamente de las nuevas tecnologías de la información y comunicación. En ese proceso de aprendizaje y apropiación, han empezado a gestarse nuevas formas de ejercer ciudadanía cuya complejidad y peculiaridad, vale la pena recordar.

extraído de Juandon. Innovación y conocimiento
extraído de Juandon. Innovación y conocimiento

Las llamadas Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (NTIC) están lejos de ser un denominador común en Chiapas. La penetración de herramientas como telefonía móvil, redes de datos móviles e Internet de banda ancha es por demás desigual.

Para 2010, la cantidad de hogares con computadora en Chiapas era de apenas uno de cada diez y el estado formaba la tríada de rezago en esta materia junto a Guerrero y Oaxaca.

La penetración de telefonía móvil tampoco es la más destacada a nivel nacional (sólo 47 líneas por cada 100 habitantes) mientras que el acceso a Internet de banda ancha desde dispositivos móviles alcanzó, a nivel nacional, poco menos del 10%.

Los obstáculos que ofrecen el lento avance del uso de las NTIC (comparado con otros países), aunado a aspectos como los costos que resultan privativos para algunos sectores sociales, no ha impedido que la población que ya es usuaria de las NTIC explote algunas de sus posibilidades.

Sin duda, la primera gran experiencia en el uso de las NTIC en la construcción de nuevas formas de ejercer la ciudadanía la dieron las y los integrantes del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN). Fue el grupo insurgente el primero en emprender una campaña de información internacional a través de la red. Para Armand Mattelard «Retransmitida por Internet a través de una red de organizaciones no gubernamentales (…) esta primera acción había logrado que interviniera la presión internacional contra la ofensiva programada por el ejército para liquidar a la guerrilla de Chiapas».

La experiencia zapatista que movilizó a ciudadanos de todo el mundo, fue apenas un botón de muestra del potencial comunicador y sensibilizador de la red. Seguir leyendo