Hay un sábado de común denominadores

-Iniciamos esta semana, que ya llega a su fin, con un conversatorio muy sugerente “Colonialismo de datos y tecnopolítica en México”, para analizar desde el sur nuestras realidades y campos de acción en relación a la tecnología. En la misma linea nos encontramos con Datos, mapas y colonialismo en épocas de pandemia donde se destaca que la «autonomía solo podrá alcanzarse si dejamos de lado el uso de tecnologías que reproducen la desigualdad de clase, la inequidad de género y la opresión cultural».

-En estos tiempos se menciona, en reiteradas ocasiones, que “La tecnología nos está llevando a una nueva forma de totalitarismo”. Partimos de una arquitectura de las tecnologías actuales diseñadas para ser monopólicas, extractivistas, intrusivas. Por eso «una estrategia socialista que coloque las infraestructuras digitales en el centro de la batalla política podrá impedirlo», como dicen en Fin del interregno: hacia la sociedad digital post-Covid19. Entonces, ¿qué campo de acción tenemos? Opciones como las redes comunitarias son unas. También algunas Recomendaciones de software libre para usar en contexto de distanciamiento físico (pero no social).

-De otro lado está la circulación de noticias falsas como estrategia política, por eso “La estrategia de fake news es un ejercicio de poder”, sin embargo Penalizar fake news podría usarse para atentar contra la libertad de expresión. Por eso el llamado “Conoce tus derechos” (En la era digital).

-Analizar el uso de tecnologías para fines sociales requiere un tiempo especial para ser realizado. «La aplicación estratégica de datos y tecnología, incluida la reflexión y evaluación intencional, crea oportunidades para imaginar nuevos enfoques y abordar problemas complejos y en evolución». Desde Engine Room nos comparten la serie “Lentes de Aprendizaje” donde encontraremos algunos de los aprendizajes de organizaciones latinoamericanas respecto a este tema.

-Sabemos que tras la pandemia (¿existirá tal cosa?) la mediación tecnológica será aún más grande. En relación a La nueva normalidad «será un mundo mucho menos físico. Entre el avance de las relaciones digitales y el miedo a los demás nos tocaremos mucho menos (…) hace tres meses no imaginábamos nada de lo que nos sucede: si esta lección no nos enseña la modestia, nunca nada podrá». Así, la modestia y la imaginación de mundos diversos, inclusivos, respetuosos se hace imprescindible. Por eso hay que atreverse a construir relaciones físicas sanas, cercanas y relaciones digitales que caminen esas intensiones, como cuando estamos Repensando la inteligencia artificial a través del feminismo.

Bola extra: si te lo perdiste, te compartimos nuevamente nuestras primeras Puntadas Técnicas ¿Qué está pasando con Zoom? y ¿Qué está pasando con Jitsi?

@sursiendo

Deja una respuesta

tres × cinco =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.