Hay un sábado de común denominadores

En tiempos convulsos está en boga el teletrabajo, y las ONGs, desde luego, no se quedaron atrás. Protecting Privacy in the Age of Coronavirus invita a organizaciones sociales a realizar reuniones y conferencias online seguras y para ello nos recomienda algunas herramientas. Una alternativa oportuna dado que Zoom crece en uso, pero tiene grave problema de privacidad, entre otros la permeabilidad a graves ataques como el secuestro digital express descrito en Lo llaman Zoombombing o Troleo en Zoom.

Por supuesto lxs oficinistas no son los únicos habitantes de la web en estos días, ya que niños y adolescentes también trasladaron su rutina cotidiana a las redes. Cuarentena y WhatsApp: los expertos piden prudencia y no sobrexponer a los niños en Internet contiene recomendaciones para padres juiciosos, sobre cómo preservar la privacidad de sus hijos. Por otro lado si los adolescentes están de rehenes pueden echar un vistazo a Cómo gestionar el uso abusivo de las pantallas durante el confinamiento. Para lxs profes sugerimos la Guía SOS de educación online en tiempos de cuarentena donde encontrarán consejos sobre cómo organizar contenidos y clases online.

RadiosLibres en su artículo Pandemia y acceso al conocimiento pone de manifiesto cómo esta crisis global ha hecho patente la urgencia de superar la privatización del conocimiento «Ojalá, al terminar este confinamiento obligado, hubiéramos entendido como sociedad la necesidad urgente de declarar el conocimiento un bien común de la humanidad y no una mercancía más con la cual especular y lucrar. Se lo debemos a Aaron Swartz». Entre las iniciativas que acogen el legado de Swartz señalamos Una visita virtual a museos de todo el mundo con imágenes de dominio público e ‘Internet, el futuro y la libertad’, ya disponible en formato eBook, revista electrónica del periódico eldiario.es, que vislumbra futuros posibles para internet.

En el encierro también surgen Ideas para resistir, propuestas inspiradoras para levantar el ánimo en los días de confinamiento que vivimos. Por ello, además de descansar, alimentarse y planificar la revolución, sugerimos mirar proyectos disidentes y creativos que se están gestando en el mundo de la tecnología, lo digital, y las redes, como Ennegreciendo Wikipedia un proyecto para romper con el blanqueamiento de la cultura creando una enciclopedia libre con entradas que visibilicen a grupos oprimidos y marginalizados, además del artículo Creatividad computacional: cuando la inspiración es un puñado de bits.

Bola extra: ¡Siempre al tiro con lo que leen, escuchan… y veen! Deepfakes o cómo acabar con el «si no lo veo, no lo creo».

@sursiendo

Deja una respuesta

quince + 10 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.